“Vamos a pedir una aclaración porque esto no puede quedar así”

El ingeniero Pablo Canga aseguró que no tuvieron vinculación directa con Vialidad Nacional en la obra que forma parte de “la lista de Clarens”, aportada a la justicia por el financista y publicada por el diario Clarín, en la que figuran unas 80 empresas que habrían pagado coimas en la gestión kirchnerista. Pedirá a la justicia y al medio la aclaración correspondiente, previendo que se trató de un error, voluntario o involuntario, que perjudica el buen nombre de la empresa.

Río Grande.- El ingeniero Pablo Canga visitó ayer los estudio de Radio Universidad 93.5 para hacer su descargo, tras verse involucrado dentro del listado de empresas que aportó el financista Eduardo Clarens a la justicia, en el marco de la investigación por pago de coimas en la obra pública durante la gestión kirchnerista.

“Yo vi el listado y me parece que hay una diferencia sustancial entre hablar de un listado de coimas y un listado de obras ejecutadas durante un período de doce o trece años, solicitadas por la Dirección Nacional de Vialidad”, sentó como premisa.

“En el caso puntual del listado que yo vi, está mal porque figura una obra que dice Canga (por 20 millones) y es la obra de la ruta 3 del tramo Kami-Kosovo, que no la hicimos nosotros. La contratista principal era la firma COARCO, de la cual éramos contratistas nominados. Estudiamos juntos esa obra con COARCO a fines de 2003 y finalmente se decidió que se presentara COARCO solo y a nosotros nos nominara como contratistas para hacer una serie de ítems, no la totalidad de la obra”, explicó.

“Ellos trajeron sus propios equipos y nosotros decidimos hacernos a un costado. Lo fundamental que hicimos fueron los terraplenes, con el movimiento de suelo inicial, esa fue nuestra participación. La obra se licitó por el alrededor de 24 millones de pesos y nosotros participamos con el 8 ó 9 por ciento de esos 24 millones”, precisó el ingeniero.

“En esa famosa lista yo no veo retornos, porque habla de las obras contratadas entre 2003 y 2015, y evidentemente una obra de 24 millones de pesos, que tenga un retorno de 20 millones es totalmente agarrado de los pelos. Nosotros figuramos pero nunca fuimos contratistas directos de la Dirección de Vialidad en ese momento”, reiteró.

Expuso que, de acuerdo al grado de incidencia que tenga la empresa subcontratada, “es una obligación del contratista nominarla ante la Dirección Nacional de Vialidad. Se puede hacer previo a la licitación o durante el proceso de obra. Cuando una empresa lleva equipos de terceros a una obra, los tiene que nominar y presentarlos. Nosotros somos corresponsables de la obra del contratista principal”.
Frente a esta publicación de Clarín, con la llegada nacional e internacional que tiene, “esto no cayó bien y para mí fueron los peores días de mi vida, y profesionalmente es peor -afirmó-. Desde el momento en que me enteré hasta el momento en que pude empezar a saber de qué se trataba pasó un tiempo y se dicen barbaridades, mandan un penal cobrado, pero cuando empiezo a ver por qué era, es una obra en la que ni siquiera figuro. Fue un error voluntario o involuntario, porque claramente en esa obra nosotros éramos subcontratistas nominados y la participación final no llegó al 8% de la obra”, sostuvo.

Respecto de los pasos a seguir, dijo que “estamos recién empezando a hacer un escrito y vamos a presentar ante el juzgado que corresponde por lo menos una aclaración o una solicitud de aclaración, porque esto no puede quedar así. Me hace acordar a gente que hacía aportes a la campaña y resulta que no era así. Yo quiero creer que fue una equivocación y no me gusta pensar mal de la gente. Imagino que fue un error, que por ahí habrá aparecido alguna nota entre COARCO y Canga, donde Canga era subcontratista nominado y quien hizo la nota (en el diario Clarín) por ahí no es un profesional del tema. Cuando ve eso no tiene en claro si es un contratista o un subcontratista. Lo que llama la atención de esa lista es que no figura ni siquiera COARCO, sino solamente Canga”, observó.

También dio cuenta de la interrupción de sus vacaciones por este tema, que conmocionó a toda su familia y allegados. “Yo me estaba yendo unos días de vacaciones con la familia y decidí volver, no solamente por esto sino también por la empresa. Hay empleados viejos de la empresa que estaban más dolidos que yo, porque una de las personas es la que hizo la obra y le habían tocado el orgullo tanto como a mí. Es gente que tiene puesta la camiseta de la empresa y por supuesto decidí volver”, manifestó.

“La empresa se creó en el ’65, el año en que yo nací, hace 53 años. La creó mi padre, y yo estoy hace 27 años pero viví la empresa desde el día cero. Mi hermana también está en la empresa, es ingeniera, mi padre falleció hace un año y medio y hace muchos años estamos nosotros a cargo”, dijo.

Apoyo radical

Por otra parte, valoró el respaldo recibido del radicalismo. “Uno forma parte del espacio político de Cambiemos, dentro de la UCR. Soy presidente de la convención provincial, estoy en contacto permanente y he tenido un apoyo permanente. Desde el momento cero, el secretario de la convención, Pablo Blanco, Liliana Martínez Allende, Federico Sciurano, Paulino Rossi, me han dado un apoyo total, porque nos conocemos de toda la vida y sabemos quién es cada uno. Las principales autoridades del partido inmediatamente se solidarizaron y se pusieron a disposición en lo que necesite. Pablo Blanco me gestionó algunas reuniones para aclarar esto urgente y Federico me dio todo su apoyo personal. Es un amigo y les agradezco a todos públicamente lo que han hecho. La aclaración la vamos a solicitar y vamos a decir que no tenemos nada que ver. Los errores los puede cometer cualquiera”, se resignó.

print

Comentarios Facebook

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.