Declaró Norma Gauto y aportó mensajes intercambiados con Hugo Moya

El abogado del intendente Gustavo Melella dio a conocer el testimonio brindado ayer por una mujer que tenía una relación de amistad con el testigo Hugo Moya, con quien intercambió mensajes de whatsapp que fueron aportados a la causa. Allí menciona reuniones con dos ministros del gobierno provincial con los que habría intercambiado información, a cambio de una casa para su hija, trabajo para otro hijo y para él mismo, como chofer de un funcionario. Aseguró que es una declaración clave para develar lo que considera una operación política del gobierno provincial contra el intendente. Hará públicos los audios.

Río Grande.- Ayer por la mañana se presentó un nuevo testigo en la causa que investiga el presunto abuso sexual coactivo por parte del intendente Melella. Se trata de una amiga del ex sereno del Municipio Hugo Moya, que aportó audios de whatsapp en los que Moya hace mención a reuniones con dos ministros del gobierno provincial, con quienes habría acordado dar información a cambio de trabajo para sí, para su hijo, y una vivienda para otra hija.

Por Radio Universidad 93.5, el Dr. Francisco Ibarra, abogado del intendente de Río Grande, dijo que “ayer por la mañana se presentaron los señores Rivas y Suasnabar a acompañar su teléfono celular y se labró un acta. Si bien no se presentó el señor Mario Lovera, lo hizo a través de su abogado -Francisco Giménez- y presentaron sus celulares. Ninguno de ellos declaró, pero yo solicité ya la declaración de las tres personas y estar presente en su declaración testimonial, porque así lo manda el código procesal en esta clase de actuaciones”.

“Esto ocurrió a primera hora de la mañana y con posterioridad se presentó a declarar una señorita de apellido Gauto, que fue una testigo ofrecida por nosotros, con relación a la declaración que prestó la semana pasada Hugo Moya, que era el testigo ofrecido por la querella y la fiscalía, porque supuestamente tenía conocimiento de los supuestos hechos de abuso sexual. Moya es la persona que salió por todos los medios nacionales y por Infobae en particular, y se presentaba como chofer y guardaespaldas del señor Melella. En realidad era sereno de la Municipalidad, y no tenía ningún cargo de chofer o guardaespaldas”, aseguró.

“La testigo (Norma) Gauto aportó una declaración sumamente importante y esto va a derivar en otras actuaciones posteriores. Efectivamente reconoció que tuvo una relación con Moya, y este señor la semana pasada reconoció que había conocido a esta señorita, con quien mantuvo una relación de amistad y tuvieron comunicaciones por whatsapp. Esto ya lo había reconocido Moya, pero lo relevante de la declaración de Gauto fueron los mensajes de whatsapp que tuvo con el señor Moya, donde le dice que él había mantenido reuniones con personas que pertenecían al gobierno de la provincia y estaba intercambiando información que tenía, a los efectos de obtener beneficios personales. Ella manifestó que escuchó esto de boca del mismo Moya y que estas manifestaciones están en mensajes de whatsapp que así lo indican. La información que tenía sobre Melella la estaba intercambiando por favores o distintos beneficios de gente del gobierno”, sostuvo Ibarra.

Consultado sobre qué funcionarios se habrían reunido con Moya, respondió que lo que Gauto escuchó de Moya “fue que la reunión la tuvo con dos ministros, por un lado el Ministro de Obras y Servicios Públicos, aunque no dio el nombre. Imagino que por la época de trata de Luis Vázquez, porque fue en septiembre. Del otro ministro no se acordaba el nombre y Moya le habría comentado que esta reunión ocurrió en Ushuaia, pero que no estaba la gobernadora, porque se encontraba en Buenos Aires”.

“Esta declaración es de suma relevancia, fundamentalmente porque esta señorita nos informó que Moya había intercambiado dinero, que le iban a otorgar una vivienda para su hija en la ciudad de Río Grande y que pusieron en planta permanente a su hijo, y que a él ya le habían otorgado un trabajo como chofer de una persona de gobierno. Eso mismo es lo que está en los mensajes vía whatsapp que le envió a ella el señor Moya”, remarcó.

El abogado consideró que “estamos en presencia de hechos sumamente graves. Esta señorita ha reconocido que el señor Moya indicó que todo esto lo había dicho por bronca contra el señor Melella, y así consta en los mensajes, porque no le habían cumplido. Lo contradictorio de esta situación es que el señor Moya renunció a su puesto de trabajo el 31 de agosto y todos estos mensajes ocurrieron a partir del 10 ó 12 de septiembre. Las reuniones que tuvo, según los dichos de la testigo, habrían ocurrido el 4, 5 y hasta el 10 de septiembre, porque todos los mensajes tienen una continuación. La testigo indicó que este señor Moya se había enojado con el intendente porque quería que le dieran un camión y una máquina por los años que había estado en servicio. Todo esto que manifiesta la testigo, lo manifiesta por los dichos del señor Moya. Ella no vio ninguna reunión ni participó en ninguna de ellas, y no sabe si todo lo que manifestó Moya es cierto o no”, aclaró el letrado.

Se le preguntó si prevé convocar al ministro Vázquez o a otro miembro del gabinete para que aclare la situación: “Esto va a ser objeto de una posterior presentación que vamos a hacer, a los efectos de que la fiscalía continúe con la investigación que corresponde. Acá hablamos de una persona que se ha presentado con una serie de motivaciones. Moya cuando se presentó a declarar hizo referencia a meras generalidades y no a cosas concretas, por lo tanto esto es sumamente relevante”.

Respecto de los celulares de Rivas, Suasnabar y Lovera, confirmó que “los tiene la justicia. El teléfono del intendente no fue entregado porque no existe ningún pedido, pero está a plena disposición cuando se lo soliciten. Hoy no hay ningún motivo para que le pidan nada y, si lo llegaran a pedir, por supuesto está a disposición. Primero es necesario determinar la veracidad de la declaración de estas supuestas víctimas, porque de la declaración originaria surge la ausencia completa del delito que se está investigando”, aseveró.

“Esto es un circo mediático, que evidentemente tiene una intencionalidad. La querella puede hacer toda clase de pedido que considere, pero no ha pedido el celular de Melella, la fiscalía tampoco lo ha pedido y el juez no lo ha ordenado. El juez podría disponer cualquier clase de allanamiento y siempre estuvo el celular a disposición, pero no hubo ningún pedido fiscal”, reiteró el abogado.

“Igualmente en el teléfono de las supuestas víctimas están los mensajes entrantes y salientes. No hace falta ningún otro aparato y, si hiciera falta, está a disposición”, ratificó.

Respecto de Norma Gauto, dijo que “no es empleada municipal y nunca lo fue. Por lo que indicó, fue empleada de una fábrica en la ciudad de Ushuaia, luego fue despedida y vino a Río Grande hace muy poco. Si fuese cierto que Moya estuvo reunido con los ministros, es sumamente grave; y si no fuese así y fue una manifestación de Moya a los efectos de obtener alguna situación respecto de esta señorita, también sigue siendo grave. Como tercera hipótesis, si este hombre quiso decir cosas a efectos de ganar notoriedad y salir en los medios, sigue siendo igualmente grave”, calificó.

Los audios se harán públicos

El Dr. Ibarra adelantó la decisión de hacer públicos los mensajes donde Moya hace mención de estas supuestas negociaciones con un sector del gobierno: “Esto está agregado al expediente y los mensajes de whatsapp han sido ratificados, por lo que los voy a hacer públicos. Todas las partes han reconocido los números de teléfono, tanto el señor Moya ha reconocido que mantenía esta comunicación con la señora Gauto, y la señora Gauto reconoció que se mandaban mensajes. Entonces no existe ninguna clase de inconveniente para que todos lo sepamos. Esta causa ha tomado tanta notoriedad pública, las declaraciones de las supuestas víctimas salieron publicadas en todos los medios a nivel nacional, y entonces no existe ninguna clase de impedimento para que estos mensajes sean conocidos también”, dijo.

“Cuando se me otorgue la declaración testimonial del señor Moya, que he pedido, haré lo mismo, para que todo el mundo pueda saber que este señor no conocía nada, no sabía nada y lo que dijo eran meras generalidades sin apoyo de ningún elemento de prueba. Las grabaciones y las impresiones de los mensajes de whatsapp serán ofrecidos a la fiscalía”, indicó.

Aclaró que no prevé pedir que citen a los ministros porque “no voy a hacer ninguna clase de circo mediático con esta situación. Si la fiscalía lo entiende pertinente, que lo haga. Lo que me interesa es desvirtuar completamente el testimonio de Moya. Después, si existieron o no las reuniones que se mencionan, será materia de la fiscalía. Esa cuestión no me compete y yo no participo de ninguna clase de circo mediático ni nada por el estilo. Yo me voy a limitar a hacer las presentaciones y a formular la denuncia, porque entiendo que acá existen elementos que configuran otra clase de delito”, señaló, abonando a las versiones que planteaban maniobras extorsivas.

Moya no conoce a los denunciantes

“Hasta ahora en la causa se presentaron a declarar las tres supuestas víctimas, el señor Moya y la señora Gauto. Me falta la copia de la declaración del señor Moya, porque participé de la audiencia pero no tengo la copia, y se contradijo absolutamente, porque todo lo que dijo que sabía, resultó que solamente lo suponía por las caras de las supuestas personas a quienes no conocía, no sabía el nombre ni dónde vivían. Hizo una manifestación a título genérico y lo demás lo supuso por las caras de la gente. Dijo que a los señores Rivas, Suasnabar y Lovera no los conocía, no los vio nunca en su vida, no los llevó ni los trajo ni sabía lo que había sucedido en su vida”, reveló el letrado.

Respecto de los pasos a seguir, dijo que resta “esperar a que se haga lugar a los pedidos de las declaraciones testimoniales solicitadas y en base a lo que salió ahora seguirán otras actuaciones. Todo esto se hizo ante el juzgado del Dr. Sahade, no estuvo presente la fiscalía a pesar de que fue notificada, estuvo presente el Dr. Giménez como representante de la querella y yo”, precisó.

Sin derecho a réplica

Por otra parte, se le preguntó si pidió derecho a réplica a la periodista Mariel Fitz Patrick o a Infobae, de donde partieron la mayoría de las publicaciones sobre la denuncia contra el intendente Melella, y dio a conocer que la réplica le fue negada por Fitz Patrick, que argumentó no ser empleada de Infobae. “Yo en su momento me comuniqué con la periodista para pedirle un derecho a réplica y ella me informó que no es titular de ningún canal de televisión y no tiene ningún programa. Me dijo que ella simplemente es una periodista freelance y vende su noticia. Me hizo una pequeña entrevista en off pero nada más que eso, y no la vi publicada. A esta altura del partido no me interesa salir en Infobae ni en ningún lado, me es suficiente con Tierra del Fuego”, manifestó.

No obstante, no descarta acciones posteriores, una vez que se aclare la causa. “Lo que pretendo en forma particular es ganar los juicios en los juzgados con la acreditación de los hechos. Una vez que esto se pueda esclarecer, haremos las presentaciones que correspondan”, anticipó.

También se le preguntó por la investigación vinculada con presuntas irregularidades en la obra pública, y dijo que “no ha tenido mayor movimiento en lo que se refiere a la denuncia. Se hicieron una serie de pedidos desde la fiscalía cuando estaba el Dr. Candela, y eso se ha acompañado al expediente. Por lo que declaró el señor Moya, desconocía completamente el tema de la obra pública y lo único que referenció es que, cuando se encontraba descolgando una cortina por su labor de sereno, escuchó a una persona que no sabe quién era, decir que se escribiera con lápiz porque si había otra oferta se corregía después, pero no sabía ni quién era esa persona ni a qué obra se hacía referencia, ni en qué fecha sucedió eso. También hizo referencia a que muchas veces llevaba y traía documentación y había ido a distintas oficinas y empresas llevando documentación. En particular recordó que había ido dos o tres veces a una empresa, pero no sabía en qué época en particular ni por qué obra, ni qué contenía esa documentación”, concluyó.

print

Comentarios Facebook

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.