El dólar saltó 4,3% al récord de $43,50

El billete verde se disparó $1,78 en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de ámbito.com. En el MULC, la divisa subió $1,75 a $42,50 pese a que el BCRA absorbió $63.000 millones y convalidó suba de la tasa de Leliq a casi 52%. En tanto, el blue subió $2 a $42,50.

Buenos Aires.- En un contexto de alta inflación y con el riesgo país por encima de los 780 puntos básicos, el dólar escaló este jueves un 4,3% al récord de $43,50 en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de ámbito.com pese a que el Banco Central convalidó suba de tasas, absorbió pesos e intervino en futuros.
El récord anterior se había registrado en los $41,94, el 28 de septiembre en medio de la corrida cambiaria y previo al desembarco de Guido Sandleris en la presidencia del Banco Central.
En el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la divisa avanzó un 4,3% ($1,75) a $42,50 y tomó distancia del piso de la banda de no intervención, establecida por el Banco Central entre $38,790 y $50,199. El volumen total operado cayó un 15,44% a u$s 520 millones.
Operadores señalaron que la disparada se produjo en medio de los temores que generan la alta inflación del país, una economía en recesión y la creciente incertidumbre política, a lo que se sumaba la caída de las monedas emergentes frente a la fortaleza del dólar.
La escalada de la moneda estadounidense, en este sentido, se dio en consonancia con la región. Tal es así que en Brasil el dólar ganaba un 0,7%; en Chile sumaba otro 0,7% mientras que en México subía un 0,5%.
Fuentes del Banco Central vincularon la escalada con el movimiento de la divisa en la región y puntualizaron que «hubo una absorción del 8% de la base monetaria en 2 días, o el equivalente de más de 2 billones de dólares. Las tasas, en este sentido, son endógenas y subieron en respuesta a la mayor absorción (hoy se absorvieron $63.200 millones, el miércoles, $40.500 millones y el viernes, $33.300 millones)».
«Hay que darle cierto tiempo a la restricción de liquidez a que vaya estabilizando el mercado de pesos y dólares», enfatizaron.
Gustavo Ber dijo a ámbito.com que «se está viendo una aceleración del proceso de dolarización, tanto por factores internos (incertidumbre electoral, datos económicos) como externos (cautela y aversión al riesgo hacia emergentes)».
«El BCRA está intentando amortiguar el ritmo de la escalada, con mayores tasas y absorción, así como venta de futuros) pero por ahora prevalece la demanda por coberturas. A la incertidumbre doméstica, se están sumando en las últimas ruedas ruidos externos que profundizan la aversión al riesgo y los desarmes de carteras».
En este contexto, el Banco Central colocó $223.174 millones (vencían $160.000) con una tasa promedio de corte de 51,862%.
El operador Fernando Izzo destacó que la licitación de Leliq «no produjo el resultado esperado por la autoridad monetaria porque, como la oferta de dólares es escasa por el “rally” de suba de 8,55% en los últimos tres días, los vendedores aparecen tímidamente y con precios groseros».
También fue un día movido en el mercado de futuros, donde se negociaron u$s 1.283 millones con intervenciones del BCRA intentando calmar las expectativas del mercado. De este monto más del 65% se pactó entre marzo y abril con precios finales de $43,70 y $45,10 con tasas finales a estos precios del 42,94% y 41,35% TNA.

Otros mercados

En el mercado de dinero entre bancos el call money se operó estable a un promedio del 45%. En swaps cambiarios se pactaron u$s 92 millones para tomar y/o colocar fondos en pesos mediante el uso de compra-venta de dólares para viernes y el lunes próximo.
En la plaza informal, el blue subió un 4,9% ($2) a $42,50 en cuevas de la city porteña. En tanto, el “contado con liqui” ascendió ayer 45 centavos a $40,76.
A su vez, las reservas del Banco Central crecieron el miércoles u$s 5 millones hasta los u$s 68.349 millones.

Las causas de la nueva disparada

Reapareció la «fiebre verde» con fuerza este jueves por un combo de factores (entre los que predominan causas domésticas), y el dólar pasó en solo una jornada de $41,72 a $43,50, una suba de casi $2 (+4,3%), que vuelve a encender las alarmas en el equipo económico de la administración del presidente Mauricio Macri.
La divisa estadounidense aceleró su escala alcista frente al peso en el último tramo de la jornada, y marcó un nuevo máximo histórico nominal, superando por amplio margen el récord de septiembre pasado ($41,94), días antes de que se implementara el nuevo esquema monetario acordado con el FMI, y previo a la asunción de Guido Sandleris al frente del BCRA.
La manifiesta suba del dólar en la plaza local estuvo en línea con el avance de la divisa en los mercados emergentes (como en Brasil y en Turquía), aunque en Argentina el incremento fue muy superior. «Siempre nos vamos a mover mas que ellos», reconocen fuentes oficiales.
¿Por qué? En nuestro país asoman las vulnerabilidades económicas (alta inflación; déficit fiscal; actividad en franca recesión), pero también comienza a tomar fuerza la incertidumbre electoral.
Si bien el Banco Central buscó frenar la suba de la moneda de EEUU desde que inició el mes, mediante incrementos diarios en la tasa de Leliq, absorbiendo -incluso- mayor liquidez, por el momento su intento es en vano, mientras el riesgo país argentino escalaba casi 5% y se acercaba nuevamente a los 800 puntos.
«Absorbimos 8% de la base monetaria en dos días, o el equivalente de más de 2 billones de dólares, las tasas que son endógenas, subieron en respuesta a la mayor absorción», explicaron fuentes del BCRA.
Este jueves retiró $63.200 millones, el miércoles $40.500 millones, mientras que el viernes pasado había aspirado $33.300 millones. «Hay que darle cierto tiempo a la restricción de liquidez a que vaya estabilizando el mercado de pesos y dólares», reiteran en la autoridad monetaria.

Argentina «high beta»

Federico Furiase, director de Eco Go, resaltó a ámbito.com que la disparada del dólar se dio por un “sell off global (ante una mayor aversión al riesgo), pero Argentina es´high beta´ (tiene mayor volatilidad respecto a sus pares) y además pasa factura el riesgo país», que se ubicaba en los 783 puntos.
“Fue fea la señal sobre el final, a pesar de la fuerte contracción monetaria por Leliqs, la suba de la tasa promedio se quedó corta, aumentó el spread con la tasa máxima y el tipo de cambio te aniquiló al final de la rueda”, consideró Furiase.
Por su parte, el economista Gustavo Ber indicó a este medio que “se está viendo una aceleración del proceso de dolarización, tanto por factores internos, como la incertidumbre electoral, y los malos datos económicos, y también por causas externas, dada la cautela y aversión al riesgo hacia emergentes».
Es que a la incertidumbre doméstica, se están sumando en las últimas ruedas ruidos externos que profundizan la aversión al riesgo y los desarmes de carteras (Wall Street lleva cuatro ruedas con pérdidas).
Para el analista financiero Christian Buteler este nuevo salto del dólar “es preocupante”, y es explicado por la “salida de fondos” de la Argentina. Pero, “no solo el dólar sube muchísimo más en Argentina que en la región (en Brasil trepaba 1%), sino que también está aumentando el riesgo país, y baja la mayoría de los ADRs”.
Ante este panorama, el BCRA “tiene que abortar este movimiento lo antes posible”, subraya Buteler. Explica que “hoy la principal herramienta que tiene, que es vender dólares”, pero está muy lejos de hacerlo, dado que la divisa opera dentro de la zona de no intervención, cuyas puntas se ubicaron hoy entre $38,79 y los $50,199.
Pon ende, solo puede – de acuerdo a lo pactado con el FMI – intentar mantener el tipo de cambio “a fuerza de tasas y contracción de pesos”, pero este mecanismo, “no solamente es más difícil, y sino que además daña aún más una actividad económica ya muy golpeada”, advierte Buteler.

Riesgo país trepa casi 5% y se acerca a los 800 puntos

En medio de la disparada del dólar, que marcó este jueves un nuevo máximo histórico, el riesgo país de Argentina subía casi 5% y se acercaba nuevamente a los 800 puntos básicos.
El índice elaborado por el banco JP.Morgan trepaba un 4,8% (37 unidades) a 783 puntos básicos, el mayor nivel desde inicios de enero.
«Son todos indicadores muy malos para el mercado porque sube el dólar (cae el peso) y bajan los bonos a la vez, esto demuestra claramente que hay un masivo desarme de posiciones sobre activos argentinos a cualquier costo», comentó un agente de la banca privada.
El dólar minorista trepó este jueves un 4,3% al récord de $43,50 por los temores que generaban la alta inflación del país, una economía en recesión y la creciente incertidumbre política, a lo que se sumaba la caída de las monedas emergentes frente a la fortaleza de la moneda de EEUU.
Mientras tanto, la plaza bursátil tuvo finalmente una suba inercial, dominada por la cautela de los inversores tras una racha de seis caídas en fila.
El índice S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) rebotó un 2,8% al cierre provisorio de 33.257,54 unidades, contra un desplome del 11,9% en las anteriores seis sesiones.
Las acciones líderes se recuperaron, en un contexto sumamente adverso para los mercados globales (Wall Street anotó su cuarta baja al hilo).
Se destacó la recuperación de los papeles de YPF (+7,9%); Transportadora de Gas del Norte (+6,3%); y Pampa Energía (+5,8%).
«En el caso de TGNO4 la mejora estuvo relacionada con la presentación de un muy buen 4to trimestre de 2018. Por el período Oct / Dic –18 la transportadora de gas reportó una ganancia neta de $2.841 millones, que se compara contra una ganancia neta de $238 millones obtenida a igual trimestre de ejercicio anterior», explicaron desde Rava.

print

Comentarios Facebook

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.