Qué es ser pobre y ser indigente en la Argentina, según el INDEC

Un día después de que el INDEC difundiera el valor de los indicadores base para la medición de la pobreza e indigencia, como son los valores de las Canasta Básica Alimentaria (CBA) y la Canasta Básica Total (CBT) –que ascendieron en febrero a $11.117,11 en el primer caso, y a $27.570,43 en el segundo–, el organismo oficial de estadística confirmó las estimaciones privadas que anticipaban un aumento de la cantidad de personas y familias afectadas el flagelo al cierre del último año, al rango de 32% de la población, equivalente a 23,4% de los hogares.

Buenos Aires.-  La canasta de pobreza para una familia promedio de 2 adultos y 2 menores fue valuada a fines de febrero en $27.570,43, equivalente a unos USD 617 por mes

Se trata de unas 14,3 millones de personas que no lograron reunir ingresos por todo concepto, trabajo y planes asistenciales, como la Asignación Universal por Hijo, suficientes para adquirir la canasta total para el caso de una familia tipo integrada por 2 adultos y 2 menores.

Ese umbral de ingreso representó casi el 91% del salario medio en el sector privado y el 64% del ingreso promedio total de la economía que incluye no sólo la remuneración de los trabajadores en negro, sino también de los monotributistas, autónomos, y los que sólo perciben asistencia social.

 

Qué es ser indigente

 

Internacionalmente se define el umbral de indigencia por el total de la población y hogares que no logran en un mes los ingresos necesarios para poder comprar la canasta básica alimentaria (CBA).

Hoy, el umbral de indigencia es de $11.117,11, o USD 249, al cambio promedio del Banco Central de hoy (USD 44,65).

“La CBA se determina tomando en cuenta los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para que un varón adulto, entre 30 y 60 años, de actividad moderada, cubra durante un mes esas necesidades. Se seleccionaron los alimentos y las cantidades en función de los hábitos de consumo de la población a partir de la información provista por la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares”, explica la metodología del INDEC.

Sobre esa base, el organismo de estadística estimó que al cierre de 2018 se registraban en esa condición el 6,7% de las personas y 4,8% de los hogares en los 31 aglomerados urbanos relevados, con 27,9 millones de habitantes. La extrapolación al total nacional de una población de 44,5 millones, significó que ese universo está integrado por un millón de familias y 3 millones de residentes, argentinos y extranjeros.

El umbral de indigencia es equivalente a USD 249 por mes, quien no reúne ese nivel de ingreso por el total de los integrantes del hogar no logra comprar los alimentos necesarios para un mínimo desarrollo biológico

Para calcular las unidades consumidoras en términos de adulto equivalente, se utiliza la tabla de equivalencias de las necesidades energéticas. Mientras que para hacer la proyección al hogar, se considera un consumo equivalente a 3,09 mayores.

 

Qué es ser pobre

 

Para determinar la canasta básica total (CBT) se amplía el valor de la CBA, considerando los bienes y servicios no alimentarios, mediante un indicador denominado “coeficiente de Engel”, que se define como la relación entre los gastos alimentarios y los gastos totales que surgen de la Encuesta Permanente de Gasto e Ingresos de los Hogares que hace el INDEC cada 10 años.

Así, según datos de febrero del Indec, una familia tipo necesitó $27.570,43, para no ser pobre, o unos USD 617,5 según el cambio de hoy.

La CBA se valoriza cada mes con los precios relevados por el índice de precios al consumidor del Gran Buenos Aires (IPC-GBA).

La Canasta Básica Alimentaria se valoriza cada mes con los precios relevados por el índice de precios al consumidor del Gran Buenos Aires

De la estadística de “distribución del Ingreso” del INDEC se desprende que la población indigente y pobre se concentra en los sectores de menores ingresos que tienen como característica central una densidad demográfica superior a 3 que es el promedio nacional, algo más de 5 miembros por familia, y sólo uno de los adultos trabaja, en general a tiempo parcial.

De ahí que usualmente, se determinan los umbrales de pobreza e indigencia para una familia tipo compuesta por un varón de 35 años, una mujer de 31 años, un hijo de 6 años y una hija de 8 años. “El varón equivale a 1 unidad de adulto equivalente La mujer equivale a 0,77 unidades de adulto equivalente El hijo equivale a 0,64 unidades de adulto equivalente La hija equivale a 0,68 unidades de adulto equivalente”, explica el INDEC en la metodología de cálculo de esos indicadores. En conjunto, consumen el equivalente a 3,09 adultos.

print

Comentarios Facebook

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.