“Vamos por una coalición de gobierno en la que podamos aportar todo lo que tiene el MPF”

La legisladora del MPF Mónica Urquiza celebró la posibilidad de llevar adelante un proyecto de gobierno junto al intendente Gustavo Melella, y planteó la necesidad de cambiar la realidad de la provincia, con una mirada distinta de la actual gestión de gobierno. De haber otra fórmula, competirán en internas y el afiliado será quien tenga la última palabra. Este sábado vuelve a reunirse la convención para definir si habrá una lista de unidad para los cuerpos colegiados. Destacó la gestión de Melella y la comparó con la que en su momento llevó adelante el ingeniero Garramuño, de la que formó parte.

Río Grande.- La legisladora del MPF Mónica Urquiza destacó la posibilidad de “cambiar la realidad” desde la gestión de gobierno que prevé llevar adelante junto al intendente Gustavo Melella. La incorporación del intendente como extrapartidario fue aprobada este miércoles por 10 votos a favor, 6 en contra, y una abstención de la senadora Miriam Boyadjián.

“Llegó el momento de las decisiones. Lo que definió la convención el martes fue el cronograma electoral, la fecha de las internas de acuerdo al decreto de convocatoria. Pasamos a un cuarto intermedio para el miércoles y se definió la aceptación a Gustavo Melella como extrapartidario para conformar una fórmula a la gobernación, donde él es candidato a gobernador y yo a vicegobernadora”, dijo por Radio Provincia.

“La presidencia de la convención este año le toca a Río Grande, está en cabeza de ‘Loli’ Löffler, y se lo autorizó a conformar los distintos acuerdos”, informó.

Respecto de la oposición de un grupo de convencionales de Ushuaia, dijo que “aparentemente se habría conformado un nuevo sector integrado por el concejal Ayala, Ricardo Garramuño, Miguel Recchia, Jorge Lechman, que aparentemente no estarían de acuerdo con la decisión que tomó la convención. Esta es una construcción que uno viene haciendo ya desde hace tiempo con el legislador Pablo Villegas. Esto tiene que ver con una mirada distinta a la actual gestión de gobierno”, sostuvo.

“Esto lo manifestamos desde el primer día. Algunos nos acusan de no defender las banderas del MPF por algún cargo, y uno respeta las opiniones de todos, pero me parece que nadie puede acusarme de no defender las banderas del partido. También hay que ser razonable, porque nos corresponde hacer un análisis de la situación social y política de la provincia. Los momentos cambian, y estamos convencidos de que hemos hecho un muy buen trabajo en la Legislatura desde nuestro rol de oposición, pero lamentablemente no podemos resolver todos los temas. Uno tiene ganas de poder resolverlos y también tenemos que ser realistas, porque nuestro partido hoy no tiene un candidato con volumen electoral para poder llegar al gobierno”, advirtió.

“Tenemos que trabajar para poder cambiar las realidades, llegar al gobierno y formar parte de él. Nosotros vamos por una coalición de gobierno en la que podamos aportar todo lo que tiene el MPF y formar parte de las decisiones del gobierno en lo que se refiere a las políticas públicas, para realmente poder cambiar la realidad de la gente”, subrayó.

Recordó que en su sector, que pertenecía al del senador fallecido Jorge Garramuño, en 2015  había ganado las internas al sector que promovía la conformación de UnirTDF. “Luego el ingeniero Garramuño manifestó su acompañamiento a Rosana Bertone. Nosotros no lo compartimos, no lo acompañamos y lo discutimos personalmente con el ingeniero Garramuño. Cuando llegamos a la Legislatura esto también lo habíamos aclarado. Lo hemos demostrado con los hechos y algunos por ahí no lo pueden demostrar”, manifestó.

Hizo referencia no sólo a su cambio de postura respecto de esta alianza, sino a los que habían acompañado UnirTDF y ahora se oponen: “Hace cuatro años cuando fuimos a la interna, el primer candidato a concejal de nuestra lista era Ricardo Garramuño, y Gastón Ayala era el primer candidato de la otra lista. La lista se integró y Gastón conformó esa lista con el 25%. Nosotros teníamos los cinco primeros candidatos, pero en la elección general ingresan por preferencias Ricardo Garramuño y Gastón Ayala, que siempre fue del sector de Damián De Marco y Jorge Lechman, que era primer candidato a legislador por el sector que apoyaba UnirTDF. Luego la lista de Lechman no quiso integrar por minoría y fue nuestra lista completa”, detalló.

“Ahora se está discutiendo si vamos por una lista de unidad o con listas separadas. En la convención algunos definieron que no están con este proyecto. El 31 de marzo vence la presentación de listas para las elecciones internas y uno por supuesto está abierto al diálogo. Hemos dialogado con todos y por eso se hizo un cuarto intermedio el martes, y el miércoles se solicitó otro cuarto intermedio. Nos volveremos a reunir el sábado a las 14 horas. Veremos en el transcurso de estos días qué pasa. Por supuesto estamos abiertos al diálogo porque yo creo que lo más importante es llegar con una lista de unidad y no con lista única, que son dos cosas distintas. Nosotros vamos por un proyecto de gobierno, y continuaremos el diálogo por supuesto, porque esto es política”, remarcó.

Negó que esta alianza implique arriar las banderas del MPF: “Todo depende de lo que uno pretenda. Nosotros pretendemos formar parte del gobierno y tomar las decisiones, y esto forma parte de un proyecto de gobierno. Nosotros hemos hecho un análisis con Pablo Villegas, con el sector, se lo hemos explicado a todos los sectores. En Río Grande hubo dos sectores que lo entendieron, el convencional Nogar no apoyó porque no está de acuerdo y lo respeto totalmente, así como respeto la postura de los convencionales de Ushuaia que no lo aceptaron. Nosotros no vamos para estar en la foto o figurar, sino que queremos formar parte de las decisiones de las políticas públicas que se lleven adelante”, insistió.

 

Otra mirada de gestión

 

“Uno puede ser oposición, y nosotros no estamos en contra de nadie, pero no compartimos la forma de llevar adelante las políticas de parte de Rosana Bertone. Yo formé parte de la gestión del ingeniero Garramuño en el Municipio de Ushuaia y sé cómo entregamos el Municipio financieramente, totalmente sano, y es muy similar a la gestión del Municipio de Río Grande”, comparó.

“Hay que reconocer que hay mucha gestión en salud, que es algo que el MPF en el Municipio de Ushuaia no lo tuvo. Hay que reconocer aciertos y errores, y esto es lo que nos va a hacer crecer. Nuestro partido ha tenido muchos aciertos y también ha tenido errores, y tenemos que poder construir. Esto es lo que pretendemos aportar en una gestión de gobierno. Nosotros venimos trabajando hace tiempo, intercambiando ideas. Para mí es una responsabilidad importantísima y uno no puede dejar esto para último momento y ver qué hacemos. Uno ya viene trabajando porque está convencido de estas cosas”, dijo de las conversaciones previas con Melella y su equipo, que derivaron en esta decisión.

Se le preguntó si la oposición de algunos convencionales tiene relación con varios afiliados del MPF que trabajan para el gobierno actual y el municipio de Ushuaia. “Puede ser y lo que pido es que cada uno se haga cargo y no critique. Yo acepto las críticas, me hago cargo, pero no acepto las faltas de respeto. No acepto que me digan que estoy traicionando al partido o que no voy a llevar sus banderas. Esto no es así, lo he demostrado en mi trayectoria y lo voy a seguir demostrando”, sentenció.

“Por eso explicaba un poco la historia y lo que pasó en 2015. Nosotros tenemos un proyecto distinto de gestión, entendemos que se pueden hacer las cosas distintas para que todos podamos estar mejor, y que sea un proyecto distinto del proyecto de Bertone. Hace muchos años el MPF no accede a cargos ejecutivos, por eso digo que tenemos que ver las realidades, la realidad social y política. Todo va cambiando y avanzando. Después de la pérdida del ingeniero Garramuño, nosotros no tenemos candidatos. Tenemos mucha gente capaz, mucha gente con experiencia, y es muy difícil encontrar gente con experiencia en la gestión. Esto es importante porque después hay que llevar la gestión adelante, y un ejecutivo es muy distinto a una gestión legislativa”, expuso.

“Nosotros entendemos que hoy la única manera de poder llegar para poder tomar decisiones en las políticas públicas que se lleven adelante en la provincia es esta. Es lo que hemos discutido y lo que hemos podido construir. Nosotros vamos a presentar la fórmula y por supuesto va a ir a la interna. Si se presenta otra fórmula a la gobernación, se va a ir a internas, como corresponde, y será el afiliado quien lo resuelva. Lo mismo con la lista de legisladores, intendentes y concejales. Si no se presenta una lista a cubrir determinado estamento, queda proclamada la que se presentó. Nosotros no estamos imponiendo la fórmula, sino que es una opción”, expresó.

 

La herencia por recibir

 

Consultada sobre la herencia por recibir de la gestión Bertone, en caso de llegar al gobierno, concedió que “estamos complicados. Desde la Legislatura lo venimos planteando permanentemente. Estamos endeudados en 200 millones de dólares y el dólar viene aumentando todos los días. Tenemos un compromiso muy importante sobre los ingresos por esta deuda, y esto es precisamente lo que uno quiere cambiar. No digo que sea fácil, pero desde afuera tampoco lo vamos a poder cambiar. Uno puede oponerse a determinadas leyes y decisiones, pero ha quedado demostrado que no tenemos la mayoría en la Cámara”.

“Estamos pagando intereses, empezamos a pagar capital, y las obras no están. Las obras no se llevan adelante porque ni siquiera estaban los proyectos. Nos pasa con el camino costero, con el microestadio, con la construcción del nuevo muelle del puerto de Ushuaia. Todavía estamos esperando. El Ministro de Economía estuvo el año pasado cuando analizamos el presupuesto y permanentemente nos viene diciendo que en dos meses llaman a licitación, que la consultora está haciendo los pliegos. Con lo que están subiendo las cosas, no vamos a hacer nada. No vamos a ejecutar las obras y nos vamos a quedar con la deuda”, lamentó.

Planteó como prioridad salir delante de la crisis en que está sumida la provincia. “La situación de muchas familias en Ushuaia era impensada hace unos años y esto es lo que a uno le preocupa y por lo que uno quiere trabajar, precisamente para cambiar este modelo de gestión”, concluyó.

print

Comentarios Facebook

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.