Ojeda aseguró que “es una lucha constante lograr el pago”

El senador nacional José Ojeda dio cuenta de las gestiones que realiza, acompañando al Gobierno provincial, para lograr destrabar los pagos pendientes de obras en ejecución en la provincia. Además prevé un rápido avance de la Ley Malvinas en el Senado, con 32 firmas de apoyo, entre las cuales no figura todavía la de la senadora Miriam Boyadjián. Aseguró que la Senadora fue invitada varias veces pero no concurrió. “Yo quiero creer que no está en desacuerdo con la ley y que son cuestiones políticas momentáneas”, dijo. También dio cuenta de la reunión con AFARTE vinculada con la prórroga del subrégimen. “Coincidimos en que, a esta altura del partido, la solución es cambiar el Gobierno nacional, porque no hay otra forma”, sentenció ‘Nato’ Ojeda.

Río Grande.- El senador nacional José Ojeda visitó los estudios de Radio Universidad 96.3 y fue consultado sobre los reclamos a nación para que cancele las deudas pendientes con la provincia. “Es una lucha con el estado nacional lograr el pago de los certificados que faltan”, afirmó el parlamentario.

“Hace poco estuvo el jefe de gabinete Marcos Peña en el Senado y le acerqué unas preguntas, la contestación fue que en el corto plazo iban a salir las transferencias. Muchas veces se autorizan los pagos desde el Fideicomiso, pero es toda una historia después para que salgan de Economía. Siempre hay una coma que se le busca para atrasarlo, pero la provincia tomó los recaudos para que las obras no se caigan, y poder afrontarlas con recursos propios hasta contar con los fondos del Fideicomiso, que son fondos de la provincia porque vienen de recursos que salen de nuestra tierra”, remarcó.

“El estado nacional permanentemente ha querido eliminar los fondos del Fideicomiso, y de hecho no lo pusieron en el presupuesto. Hubo una discusión muy grande en Diputados y el compromiso fue pagar las obras que estaban en marcha, pero es una lucha constante”, reiteró.

“Cada vez que nos han querido chicanear con el tema de que no presentamos algo, resulta que estaba todo presentado. Hemos tenido discusiones bastante fuertes con la gente de Buenos Aires, y estamos logrando aunque sea de a puchos que se destraben los pagos”, dijo.

 

Ley Malvinas

 

Por otra parte se le consultó sobre el proyecto conocido como Ley Malvinas, que no firmó la senadora fueguina Miriam Boyadjian, si bien cuenta con amplio respaldo en el Senado. “Yo no sé cómo se maneja ella dentro del bloque de Cambiemos, pero como son parte del oficialismo les cuesta ir en contra de su propio bloque. Cuando se hizo la presentación del borrador en Ushuaia en diciembre, participaron todos los sectores y fueron invitados todos los senadores nacionales. En febrero se presentó el proyecto y firmamos con Julio Catalán Magni. Yo llamé a la senadora antes de viajar a Buenos Aires, le mandé por whatsapp el proyecto, lo leyó y me dijo que le parecía bien, pero no iba a acompañar porque tenía ciertas dudas que le había planteado el senador Pinedo. Cuando hicimos la presentación en el IPRA en Río Grande la invitamos de nuevo, y no quiso venir. Yo quiero creer que no está en desacuerdo con la ley y que son cuestiones políticas momentáneas”, barajó.

“Cuando esto baje al recinto, espero que nos acompañe. Juntamos 32 firmas, incluida la mía y la de Julio (Catalán Magni). La mayoría son de nuestro bloque del peronismo federal y del FPV, y hay peronistas de otras vertientes de distintas provincias. No tenemos firmas del oficialismo. Yo hablé con todos, nos sentamos con Pinedo, el viernes se sentaron los asesores nuestros con los asesores de Argüello y el martes o miércoles se va a hacer una reunión con asesores de Pinedo y gente de Cancillería. Siempre tenemos el escollo del canciller, por sus dichos, las cosas que ha hecho, y está claro cuál es su política. Cualquier cosa que queramos hacer para tener más incumbencia en las decisiones vinculadas con la soberanía, el canciller está en contra. Como decimos nosotros, esta ley no tiene partido político. De acá para adelante a todos los gobiernos le van a caber las generales de la ley, y todas las cuestiones que generen derechos u obligaciones con respecto a Malvinas tienen que pasar por el Senado. Es una cuestión básica”, remarcó el parlamentario.

Aclaró que está previsto que “pueda haber tratados que necesiten la emergencia, como cuestiones humanitarias, de emergencia climática o de salud, pero el estado tiene capacidad de accionar en esas cosas, pero cuando hablamos de pesca, de la zona de exclusión, esas cosas tienen que pasar por el Senado”.

“Al tener 32 firmas nosotros podríamos haber presionado para bajar al recinto, pero queremos que la ley sea de todos. No podemos tener un discurso acá y otro en el Senado. Luego de la reunión de asesores, habrá una reunión de senadores y ahí le pondremos punto final”, dijo, a la espera del dictamen en las distintas comisiones para llevarlo al recinto.

 

Reunión con AFARTE

 

Finalmente se le preguntó sobre la reunión que mantuvo con Federico Hellemeyer, presidente de AFARTE, sobre la situación de la industria fueguina. “Cuando el presidente de AFARTE me pidió una reunión, inmediatamente la coordinamos en mi despacho. La idea de él era conocer en primera persona en qué situación estaban los proyectos presentados y las expectativas de poder avanzar con la prórroga; y plantearme cómo ven ellos la situación de la industria fueguina y de la Argentina en general. Coincidimos en que, a esta altura del partido, la solución es cambiar el gobierno nacional, porque no hay otra forma”, lamentó.

“Han venido por la industria y han venido a hacer los negocios de importación ellos. Primero pasó por la cartera Francisco Cabrera, que detestaba la industria y yo escuché de su boca en una reunión que me dijo que nosotros tenemos que entender que la importación genera más puestos de trabajo. Yo le dije por qué no se hacía Ministro de Importación. Me lo dijo a mí, y ese tipo estaba a cargo de la industria en la Argentina”, enfatizó.

El senador no ve cambios de fondo en los ministros que lo sucedieron, sino una profundización, a raíz de los resultados que arroja la realidad. “Para salir de esto no pasa solamente con que tengamos 50 años de ley, porque para poner en marcha la industria y el consumo van a pasar meses y años, y tenemos que tener en claro que nuestro enemigo es Macri. Es el enemigo de la industria y de los trabajadores. La cantidad de gente sin trabajo es desesperante”, concluyó.

print

Comentarios Facebook

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.