Acosta apuntó contra las “responsabilidades compartidas” del modelo de desindustrialización

La segunda candidata de la lista de legisladores de FORJA, Mónica Acosta, planteó las responsabilidades “compartidas” entre el gobierno de Macri y Bertone para llevar a la provincia a la crisis en la que se encuentra. Tras el respaldo de Antonio Caló a Rosana Bertone, recordó que es parte “de la mesa chica de los empresarios” y responsable de “entregar a miles de metalúrgicos del país, incluida la provincia”. También apuntó contra los candidatos de Cambiemos, que hoy prometen crear trabajo, cuando “en cuatro años Macri no dio ninguna señal de ampliación o diversificación de productos”. Para la candidata el domingo se define entre “el castigo infringido en estos cuatro años de gobierno de Macri y Bertone, o la posibilidad de pensar en un cambio real, que mejore la calidad de vida de todos”.

Río Grande.- La segunda candidata a legisladora de la lista de FORJA y presidente de la Cooperativa Renacer, se refirió por Radio Provincia a la crisis de la fábrica recuperada y la situación en general de los trabajadores de la provincia, planteando “responsabilidades compartidas” entre el gobierno de Bertone y Macri.

“Estamos intentando estar mejor pero desde el punto de vista productivo la crisis se sigue profundizando. No hemos tenido reanudación de ninguno de nuestros clientes para retomar contractualmente la producción, y estamos al límite de una situación de desborde”, dijo.

Adelantó que “ni bien pase el proceso electoral estamos preparando un bingo solidario para generar recursos y seguir autososteniendo por lo menos una parte de nuestras necesidades. Nos llueven las cartas de intimación, porque no podemos pagar las cuotas del IPV y una cantidad de factores que colectivamente estamos atendiendo, frente a la posibilidad del corte de algún servicio. Estamos transitando de la mejor manera posible un grado de esperanza y entendemos que el vivir mejor no debe ser un slogan ni un beneficio para pocos, sino el desarrollo más amplio de políticas públicas que pongan el centro en la creación del empleo”, expresó.

Cargó contra los candidatos de Cambiemos –hoy Ser Fueguino- que basan su campaña en la generación de empleo. “En un mes de campaña se están encargando de prometer lo que no fueron capaces de hacer en cuatro años de gestión. La inacción y el mirar para el otro lado también es una posición política muy clara, porque es dejarte morir por peso propio. Eso es lo que no queremos y estamos pugnando por una salida en conjunto, en favor de nuestros puestos de trabajo y de los miles de despedidos de otras fábricas y en otros rubros, que han pasado a ser una especie de trabajadores cautivos a través de los planes sociales. Estos planes sociales se pagan con el único efecto de cobrar una recaudación, porque muchos de esos planes van al pago de los servicios de agua, de gas, de luz. Hay un gran desborde de necesidades insatisfechas, al menos en la ciudad de Ushuaia, y las últimas reuniones de todos los que nos estamos vinculando a través de la militancia son bastante preocupantes”, afirmó.

Recordó que “en cuatro años de gobierno, Macri no dio muestras de una sola ampliación, diversificación o sustitución de productos; al contrario, acompañó el vaciamiento de gran parte de nuestro régimen de promoción industrial”, y también hizo responsable a la gestión Bertone por avalar esas políticas. “Desde el momento en que decidieron de manera conjunta, en la comisión del área aduanera especial, darle conformidad a la apertura de importaciones de computadoras, con la excusa de la competitividad, nosotros sabíamos lo que venía después. La contrapartida fueron 500 trabajadores despedidos de la subsidiaria de BGH”, sostuvo.

“Así fueron posibilitando esa llamada gradualidad, para ir vaciando de contenido nuestro régimen. Nos mintieron, nos hicieron creer que iban a poner en el centro temas muy patagónicos, como las energías no renovables, las luminarias, y después el gobierno nacional se encargó de demostrar mediante decreto que todos esos negocios estaban vedados, porque siempre los colocaban a ellos como únicos interlocutores del 85% de las licitaciones públicas de este país. Estas políticas fueron acompañadas por el gobierno de la provincia y el nuestro fue un caso testigo, porque nos presentamos en la licitación pública de la DPE para generar 30 nuevos puestos de trabajo a través de la fabricación de las luminarias, y definieron la oferta más cara de una empresa importadora”, fustigó.

“Yo no hablo de chicanas políticas, sino que me remito a los hechos. No hubo una provincia más lastimada del punto de vista industrial que la nuestra, y eso tiene que ver con complicidades compartidas. Si no, jamás hubiera pasado algo como esto”, afirmó Acosta.

La expectativa está puesta “en un cambio de gobierno, que piense en la soberanía, en Malvinas, y que sepa que la soberanía somos cada uno de los habitantes. La posibilidad de mantener unos pesos en la obra pública o algún beneficio particular o sectorial, no puede ir en detrimento de las grandes mayorías populares. El famoso paquete de leyes fue en detrimento de la calidad de vida de los trabajadores estatales, luego vino el ajuste y el congelamiento del salario durante tanto tiempo, la falta de paritarias libres, la falta de inversión, y ahora la obscenidad de esta campaña política electoral donde se están dilapidando millones, mientras a nuestros hijos se les cae el cielorraso en la cabeza o explotan las calderas”, disparó.

“Esta inequidad hace que una Legislatura con una mayoría automática le pueda ceder a un privado diez mil hectáreas de tierra, que no le deja nada a la provincia. Votan transferencias de inmuebles y le cuidan las espaldas al principal monopolio de Ushuaia a través de sus minas de bitcoins, que encarece los servicios públicos y tuvo la caradurez de haber despedido más de 1.800 personas desde 2015 a la fecha, pagando indemnizaciones por dos pesos”, dijo en alusión a Newsan.

“En todas estas complicidades, nosotros no tenemos ninguna responsabilidad, siendo una fábrica recuperada que jamás despidió un solo trabajador. Tuvimos que surfear las peores de las crisis, pero no estamos dispuestos a resignarnos, pese a las campañas con las que intentan desprestigiarnos y minimizar mi condición de obrera, como para aspirar a un cargo público”, manifestó, ante los ataques personales que viene recibiendo de un medio gráfico de Ushuaia.

“Estas publicaciones son de pasquines que reciben fondos del estado y los pagamos entre todos, para deconstruir la imagen de una persona como se les canta. Yo aspiro a que el proyecto que encabeza Gustavo Melella venga a impartir cierta equidad en nuestro pueblo, y que la plata que hoy se va para financiar intereses de particulares sea volcada a las necesidades de los trabajadores, de las personas con discapacidad, en políticas públicas y no en curros de unos pocos”, enfatizó.

“Nos merecemos realmente vivir mejor, no como un slogan de campaña, sino como un hecho de la realidad, porque vemos cómo unos pocos se enriquecen a costillas del sufrimiento de los demás”, planteó.

 

Apoyos externos

 

Consultada sobre el respaldo de figuras nacionales a la fórmula Bertone-Arcando por un lado, y también al candidato de Cambiemos Héctor Stefani, consideró que hay un “desfile de funcionarios nacionales mandando mensajes de manera desesperada, y nos faltan el respeto a la memoria colectiva de todos los ciudadanos de Tierra del Fuego. Más allá de lo que digan los de afuera, tenemos que pensar qué modelo de provincia queremos para los próximos cuatro años, si el castigo infringido en estos cuatro años de gobierno de Macri o de Bertone, o si vamos a tener la posibilidad de pensar en un cambio real, que mejore la calidad de vida de todos”.

Particularmente sobre el respaldo de Antonio Caló a Bertone y Vuoto, recordó que el dirigente nacional de la UOM “ha entregado a los miles de metalúrgicos de todo el país, inclusive los de nuestra provincia, con el congelamiento salarial y aprietes de todo tipo. Todas las precariedades existentes se dieron al calor de ese señor, que se sienta en la mesa chica de los empresarios. Los famosos empleos por fuera del convenio colectivo de trabajo y todas las violaciones de derechos, se hicieron con la anuencia de estos supuestos gordos ricos, en detrimento de la pobreza de los trabajadores. No pueden darle un mensaje a nadie y esa es la calidad de los aliados”, expresó.

“Obviamente para las clases dominantes de esta provincia yo no soy un buen elemento, pero no me interesa lo que opinen ellos, sino que me interesa lo que opinen mis compañeros, el señor del taxi, el vecino con el que me encuentro en el supermercado o la compañera que nos abre la puerta de su casa y nos cuenta sobre la indignidad que significa vivir en el fondo de los barrios de Andorra, sin un colectivo que le pase por la esquina. Me atacan los mismos que me atacaban en el 2001, con las mismas herramientas y modalidades. Mientras uno se mantenga en sus principios, en no venderse y defenderse a la par de los compañeros sin privilegios, desde una banca o desde un lugar público, a muchos de nosotros este proceso nos va a terminar fortaleciendo”, confió.

“Aspiramos a que esto que hicimos puertas para adentro en algún momento pueda conformar un gran movimiento de emprendedores, de cooperativistas, de pymes. Digan lo que digan, no nos vamos a desviar del objetivo”, garantizó.

“Estamos tranquilos, aunque llega un momento en que la injusticia satura, pero estamos convencidos de que no hay otra forma de salir de esta situación si no nos esperanzamos en una salida colectiva. Eso no lo va a dar un carguito en la Legislatura ni en ningún lado, sino un proyecto colectivo de transformación”, concluyó.

print
Comentarios Facebook

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.