El Gobierno se entusiasmó con un fallo internacional que refuerza el reclamo de soberanía

Un fallo de de la Corte Internacional de Justicia sobre el caso del archipiélago de Chagos que estuvo bajo dominio británico activó ayer los canales diplomáticos de la Argentina para que el gobierno de Mauricio Macri vuelva a reclamar en los foros internacionales por la soberanía de las islas Malvinas.

Buenos Aires.- La Corte Internacional de Justicia falló sobre la isla de Chagos que estaba en poder británico, y buscarán asimilar ese hecho con las Islas Malvinas.
«Es un hecho importante que debemos darle la atención que corresponde por la similitud con el reclamo argentino por Malvinas. Es que se trata, en el caso del archipiélago de Chagos, como en el de Malvinas, de una situación de desmembramiento territorial donde la población que se encontraba en las islas fue trasladada contra su voluntad, en este caso al territorio continental argentino, en 1833″, expresó hoy el canciller Jorge Faurie al término de una reunión de gabinete en la que participó Macri.
Concretamente, la Corte Internacional de Justicia emitió su opinión consultiva sobre la separación en 1965 del Archipiélago de Chagos de las Islas Mauricio. Esta Opinión Consultiva fue solicitada en 2017 por la Asamblea General de la ONU y finalmente falló en favor del archipiélago de Chagos que era parte de la colonia británica de las Islas Mauricio. En 1965 –tres años antes de su independencia– el Reino Unido separó este Archipiélago del territorio de Mauricio y posteriormente lo arrendó a EEUU para una base militar aún hoy operativa. En aquella oportunidad, la población de Chagos fue expulsada de ese territorio.
La Corte destacó el carácter vinculante de los principios de la Resolución 1514 (XV) de la Asamblea General, piedra angular de la descolonización que ratifica el principio de integridad territorial como corolario de la libre determinación, recordando además la Corte que la libre determinación no es aplicable en los casos de poblaciones que no constituyen «pueblos» titulares de ese derecho. Además del apoyo dado a Islas Mauricio, Argentina patrocinó –en 2017– la Resolución de la Asamblea General que solicitó esta Opinión Consultiva, e intervino a través de nuestra Cancillería en las instancias pertinentes de este procedimiento ante la Corte Internacional de Justicia, en aplicación de lineamientos de una política de Estado sobre la Cuestión de las Islas Malvinas.
Así, la Cancillería argentina expresó en un comunicado oficial que la opinión consultiva de Chagos «tiene relevancia para la cuestión de las Islas Malvinas por tratarse de una situación de desmembramiento territorial, y referirse a principios que son fundamentales en el reclamo sobre nuestras Islas».
La Corte decidió por 13 votos a 1 que la separación de Chagos no fue válida y constituyó un hecho ilícito que involucra responsabilidad internacional. Y consideró que el Reino Unido tiene la obligación de poner fin a la administración de Chagos y de permitir que se complete la descolonización de Mauricio, y exhortó a todos los Estados a cooperar con las Naciones Unidas en este proceso.
La Corte descartó que se puedan realizar referendos sin intervención de la Asamblea General, valorando el rol de dicho órgano así como el del Comité de Descolonización que da seguimiento a la Cuestión Malvinas. Indicó que corresponde a la Asamblea pronunciarse y supervisar las modalidades de descolonización de un territorio.
De esta manera, en el gobierno de Macri se entusiasmaron con la idea de reflotar en el Comité de Descolonización de la ONU que se reunirá como cada año en abril y allí se llevará como nuevo argumento por el reclamo de soberanía el caso del fallo de Chagos.

print

Comentarios Facebook

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.