Miguel Ángel Pichetto tuvo el guiño del radicalismo

Antes del anuncio oficial, los principales funcionarios de Casa Rosada les adelantaron la movida a sus socios en Cambiemos. Mañana comienza la negociación oficial por el armado de las listas

Buenos Aires.- «Era lo que ellos pedían, apertura». Breve, un importante funcionario del Gobierno se refirió sobre la elección del peronista Miguel Ángel Pichetto como compañero de fórmula de Mauricio Macri en las próximas elecciones de octubre.

Los principales dirigentes de la UCR y también de la Coalición Cívica ya sabían desde ayer la movida oficial para contrarrestar el efecto del acuerdo político entre el PJ y el Frente Renovador de Sergio Massa.

«Hace lugar al pedido nuestro, de abrir Cambiemos, y además posibilita la construcción de una mayoría parlamentaria. Dentro de ese pedido de apertura estaba el peronismo racional, y además, Pichetto ya viene con un buen vínculo con el oficialismo en el Senado», indicó a este medio un diputado de la UCR. Otro importante radical hasta se permitió una humorada al recordar el pedido que hizo público Martín Lousteau: «Al final, se dieron cuenta de que se podía ampliar, y hasta traer peronistas».

El pasado domingo, el reelecto gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, ya había ofrecido un guiño, cuando dijo que a Cambiemos le hacía falta «más peronismo». A pesar de las especulaciones, de lo que resolvió la convención nacional, la jugada política de Macri tuvo el aval, al menos, de sus socios radicales más importantes, como Morales y el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo. También de Ernesto Sanz. Es más, Luis Petri y José Cano estuvieron en la conferencia de prensa que ofreció Pichetto durante la tarde. Y Marcos Peña confirmó que la fórmula se analizó con la UCR y la Coalición Cívica de Elisa Carrió.

«Lo que puede parecer a primera vista una pérdida de espacios de poder partidario, es en realidad, una mejora de las posibilidades electorales. Así, a minutos de anunciada la fórmula presidencial, los mercados reaccionaron de manera positiva y la oposición reaccionó con una conferencia de prensa inmediata para aplacar la centralidad mediática que había generado el gobierno. Cambiemos es hoy, más competitivo que ayer, una coalición más amplia y diversa que en un principio y una fuerza con mejores condiciones de gobernar el país frente al aglutinamiento del frente opositor», planteó Sanz a través de sus redes sociales.

Consultado por Infobae, el cordobés Diego Mestre afirmó: «Desde el radicalismo habíamos pedido ampliar el espacio porque sabemos las dificultades que tiene el Gobierno y que tendrá el próximo, por lo que se requieren apoyos y consensos. Yo hubiese preferido un vice radical, pero también sé que muchas leyes en el Senado se trabaron por no tener acuerdos».

Tras el anuncio oficial, se despeja una de las dudas que, de antemano, se tenían que empezar a resolver mañana, cuando el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el secretario general del PRO, Francisco Quintana, reciban a Morales, Cornejo y Ernesto Sanz. Justamente, el rechazo de Sanz de integrar la fórmula presidencial y la imposibilidad de nominar un posible vice que cuente con el aval del PRO precipitaron la decisión de buscar a Pichetto.

Sin PASO y sin vice propio, al radicalismo ahora le queda luchar por la integración de las listas de diputados y senadores, un ida y vuelta que tiene más margen de acción: el plazo de inscripción de las candidaturas vence el 22 de junio.

print

Comentarios Facebook

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.