Molesta con el reparto, una empresa cerrará un frigorífico con 300 operarios

Luego de que el Gobierno formalizara ayer la distribución de la cuota Hilton, de 29.500 toneladas de cortes de alta calidad comercial con destino a Europa, el frigorífico Mattievich decidió cerrar una planta que reabrió el año pasado en Carcarañá, Santa Fe, molesto con el volumen que le fue asignado.

Buenos Aires.- El grupo de la familia Mattievich posee tres plantas en operación, dos para el consumo interno y la de Carcarañá que es para exportación. A esta última la volvió a poner en funciones luego de que, por las trabas para vender al exterior del anterior gobierno, estuviera cerrada durante 7 años.

El reacondicionamiento demandó una inversión de US$5 millones. A esa planta de Carcarañá, donde trabajan 300 empleados y se faenan 450 cabezas por día, fue el presidente Mauricio Macri en julio del año pasado a participar de su reapertura.

Mattievich quería para esa planta un cupo de 300 toneladas, que consideró un volumen necesario para hacer viable el negocio de exportación, que era el motivo por el cual volvió a poner en funcionamiento la planta, si bien hoy vende en su mayoría para el mercado interno.

Sin embargo, el Gobierno le concedió 50 toneladas. Mattievich quería 300 toneladas con el argumento de que era una planta nueva y eso era lo que correspondía por esa característica. El Gobierno no se lo reconoció. El grupo ya había exportado a la Hilton, pero con un frigorífico que ya le vendió a Coto.

«El directorio -formado por la familia Mattievich- tomó la decisión de cerrar la planta. Se invirtió cuando había otras condiciones y se cambiaron las reglas de juego», confirmó a LA NACION una alta fuente de la compañía. «Hicimos una inversión en base a futuro y previsibilidad y se cambiaron las reglas», insistió.

Según señalaron en la firma, con las 50 toneladas asignadas para el negocio de la Hilton la compañía no resulta viable para el negocio de exportación.

La fuente de la empresa anticipó que en las próximas horas se comunicarán con el gremio de la carne y el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Santa Fe para formalizar la decisión.

«Vamos a hablar con el sindicato para negociar (el cierre)», indicó. Precisó que el cierre efectivo tomará unos 15 días.

 

Cómo se repartió el negocio de mayor valor para exportar carne a Europa

 

El Gobierno distribuyó ayer la cuota Hilton de cortes de carne de alto valor comercial con destino a Europa (el país tiene asignadas 29.500 toneladas) entre frigoríficos, proyectos conjuntos (empresas y productores) y nuevos establecimientos.

El cupo, que comprende al período 2019/2020, representa un negocio de casi US$400 millones (una tonelada ronda los 12.500 dólares) y quedó distribuido de la siguiente manera: 26.550 toneladas para el sector industrial, 2915,925 toneladas para proyectos conjuntos, incluyendo 400 toneladas para emprendimientos nuevos. En el último ciclo se cumplió con la totalidad de la exportación del cupo después de 10 años y tras las trabas del anterior gobierno a las exportaciones.

Según el reparto, realizado mediante la resolución 308 de la Secretaría de Gobierno de Agroindustria del Ministerio de Producción y Trabajo, también habrá un fondo de libre disponibilidad de 34,07 toneladas al que podrán acceder quienes hayan cumplido el 100% de la cuota asignada. A ese tonelaje se sumará el volumen que resulte del incumplimiento de parte de otras compañías.

De acuerdo a la distribución, tendrán cuota 31 frigoríficos y 26 proyectos conjuntos, considerando 5 nuevos emprendimientos.

Por el lado de los frigoríficos, en el «top five» hay dos firmas extranjeras y tres locales. En rigor, encabeza Quickfood con 2655 toneladas. Esta firma es del grupo brasileño Marfrig. Luego sigue Swift, del grupo brasileño Minerva, con 2378,477 toneladas. Después, en el tercer lugar, aparece la nacional SA Importadora y Exportadora de la Patagonia (propiedad de La Anónima) con 2293,755. Cuarto figura Frigorífico Rioplatense con 2016,571 y cierra el «top five» de las compañías con más cuota la empresa Friar (grupo Vicentín) con 1914,683 toneladas.

El 38% del cupo quedó concentrado en estas cinco empresas. No es el primer año en que se da este nivel de concentración con los principales actores, más allá de las variaciones de participación por compañía.

Para el reparto del nuevo ciclo se usaron como criterio los antecedentes de exportación de cortes Hilton del año pasado. En tanto, como el Gobierno recientemente fijó un marco jurídico para la distribución hasta 2023, para los siguientes ciclos se apelará a los «antecedentes de exportación de cortes Hilton y no Hilton, a todo destino, correspondiente a los tres años calendarios anteriores inmediatos».

Según la resolución 241 de Agroindustria, que en mayo último había fijado normas complementarias sobre la distribución ninguna empresa puede tener más del 10% de cuota.

Sin embargo, hay un caso con un grupo donde se supera ese nivel. Es con Quickfood, que era de BRF y el año pasado fue adquirido por Marfrig, también beneficiario de la Hilton.

En rigor, Marfrig, ahora contralor de Quickfood, recibió por su parte 986,145 toneladas. Con este volumen más las 2655 toneladas de Quickfood, un mismo grupo pasa a tener 3641,145 toneladas, el 12 por ciento de la cuota.

Ante una consulta de LA NACION, en Agroindustria señalaron sobre este caso que «la distribución es por empresa, no por grupo». Agregaron: «Las decisiones fueron tomadas por el Comité de Cuotas que conforman funcionarios de Jefatura de Gabinete y las Secretarías de Agroindustria y Comercio Exterior a partir de las cuales se elaboraron el decreto y la reglamentación. La distribución se ha realizado por empresa más allá de otras consideraciones, teniendo en cuenta lo dispuesto por ambas normas».

En tanto, desde la Asociación de Productores Exportadores Argentinos (APEA) expresaron su satisfacción por el reparto realizado por el Gobierno. «Resaltamos que la distribución de la cuota Hilton se haya realizado en tiempo y forma, utilizando parámetros objetivos y transparentes, permitiendo que se consoliden los proyectos existentes y se sumen nuevos grupos para que más y más productores se integren para exportar carne», señaló Fernando Herrera, presidente de APEA.

print
Comentarios Facebook

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.