Diez escuelas con problemas y dos más con supuesto boicot

El ministro de Educación Diego Romero dio un detalle de las escuelas sin clases porque registraron problemas de agua y calefacción en toda la provincia, y lo atribuyó a una situación “extraordinaria”, vinculada con la cantidad de días con bajas temperaturas. No todos fueron congelamientos y se incluyen pérdidas de gas y mal funcionamiento de artefactos. De las versiones oficiales sobre un boicot, puntualizó que lo detectaron sólo en dos establecimientos, pero hay otros diez donde las fallas no tuvieron relación con ninguna intervención externa. Varias son reparaciones que todavía están en garantía y esta semana quedarían resueltas.

Río Grande.- El ministro de Educación Diego Romero respondió ayer por Radio Provincia a cada problema que se planteó en doce escuelas de la provincia, donde hubo suspensión de clases por problemas de agua y calefacción. Si bien inicialmente se habló de un “boicot”, solamente dos casos se pueden atribuir a una intervención externa,  pero los diez restantes fueron fallas de equipos, congelamiento de cañerías y pérdidas de gas.

Romero argumentó “razones climáticas” para esta situación de los establecimientos públicos, y dijo que “es inédito lo que nos está sucediendo, por eso estamos activando un operativo de emergencia para poder ir resolviendo especialmente dos aspectos importantes, que es la calefacción y el agua. Son las dos dificultades que hemos tenido en varios establecimientos educativos”, dijo.

“Obviamente todos los años tenemos bajas temperaturas pero los técnicos nos explicaban que son varios días seguidos de bajas temperaturas y eso ha afectado el sistema de agua. Este problema lo hemos tenido especialmente en la margen sur de Río Grande, donde todos los establecimientos educativos y los vecinos de la zona se quedaron sin agua. La calefacción también tiene que ver con este suministro”, indicó.

“Hay algunas instituciones donde no están funcionando todos los motores de las calefacciones, hay que rectificarlos, comprar los repuestos, y todo eso lleva un tiempo. No es que no se ha dado respuesta, sino que se responde a medida que van surgiendo las necesidades”, defendió.

“Por las bajas temperaturas a veces las calefacciones no dan abasto. Se siente frío dentro de las escuelas y hay que tener otros resguardos, como cerrar puertas y ventanas, y esto le hemos solicitado a los directivos”, informó el ministro de las medidas paliativas.

El funcionario negó falta de mantenimiento, y aseguró que “se estuvo haciendo un trabajo grande en todas las instituciones educativas en diciembre, enero y febrero. Hay muchos arreglos que están en garantía. Hay que contactarse de nuevo con la empresa que estuvo interviniendo, para que pueda hacer el arreglo, y también tenemos que hacer intervenir al personal de Obras Públicas”.

Los problemas en las escuelas dieron origen a una reunión de Romero con el ministro de Obras Públicas Luís Vázquez y con el ministro de Economía José Labroca. “Ahora lo que hemos trabajado es el tema comunicacional en la ciudad de Río Grande y en Tolhuin. El ministro y su equipo van a pasar la información permanente en relación a lo que expresan las directoras y la supervisión. A partir de ahí vamos a dar respuesta inmediata con las empresas y el personal de Obras Públicas”, se comprometió.

Aclaró que “no necesitan partidas especiales y los fondos están” para hacer las reparaciones, al tiempo que cuestionó que se haya magnificado el problema. “Vimos que se agrandó mucho la situación de las escuelas, pero no están todas con problemas sino solamente algunas. Se está generalizando mucho y es bueno aclarar que son situaciones particulares”, subrayó.

 

Escuela por escuela

 

De acuerdo al detalle que aportó el ministro, hubo tres escuelas con problemas en Ushuaia, dos en Tolhuin, cinco en Río Grande, más otras dos que sufrieron el supuesto boicot. “De la ciudad de Ushuaia se está cambiando un termotanque y se suspendieron las actividades ayer en la escuela Polivalente de Arte, pero por la tarde se terminó de colocar. También el colegio Sobral está con un cambio de termotanque, y en la escuela 16 tenemos el arreglo de la cocina y estamos esperando la inspección de Camuzzi”, señaló de la situación de la capital fueguina.

Consultado sobre la escuela 45 de Tolhuin, que tiene clases pero hay problemas de calefacción y pérdidas de agua en la cocina que impiden el funcionamiento del comedor, dijo que ayer se contactó con el Vicedirector “y se están mandando las viandas para los alumnos que van al comedor. Son entre 15 y 20 estudiantes que necesitan la vianda porque viven lejos y son los que lo necesitan con urgencia. Por otro lado contactamos a la empresa que está interviniendo en esto, para ver cuál es la gravedad del problema. Con el ministro Vázquez hemos pedido un informe a la empresa sobre esta situación. Queremos ver si es tal la gravedad como para suspender las clases”.

Agregó que “en la escuela 5 de Tolhuin no hay clases por pérdida de gas y se está haciendo una evaluación del sistema. Vamos a hacer un cambio de la cocina, vamos a poner una nueva y un horno pizzero, para que no haya dificultad con relación al olor a gas que se sentía. También vamos a hacer el cambio de dos calefactores. La escuela va a permanecer cerrada por precaución y se van a hacer las mediciones correspondientes para determinar si hay clases esta semana. Eso lo vamos a estar informando a través de los medios”.

La situación de Río Grande es la más compleja, porque la escuela 21 lleva varios días sin clase y son tres establecimientos, dado que funcionan salones de la escuela 20 y la 26. “Ahí teníamos problemas de agua y de calefacción. Se contrataron dos empresas, una para el sistema de agua, porque tenemos dificultades con el agua caliente especialmente en el sector de la cocina, y se contrató otra empresa para la calefacción especialmente del ala izquierda. El problema del agua ya está resuelto, las cañerías estaban congeladas y no salía agua caliente en la cocina, y se necesita para lavar todos los elementos de comedor”, explicó.

El servicio de comedor no se brindó ayer pero hoy se reanudarían las clases “en función de la reparación del sector izquierdo, pero no está toda la escuela sin calefacción”, observó el ministro.

Consultado sobre el boicot del que habló el gobierno cuando comenzaron a conocerse los problemas en las escuelas, mencionó solamente dos casos puntuales, en la escuela especial 3 y la 4 de margen sur. “El lunes nos avisaron de la escuela especial 3 que estaban sin calefacción y cuando fue el equipo técnico del ministerio de Infraestructura, encontró que estaba cerrada la llave de gas de afuera. Eso hizo que se apagara todo el sistema de calefacción. No había pérdidas ni nada roto. En la escuela 4 se cortó el suministro de agua el lunes, pero con anterioridad se detectó también que estaba cerrada la llave desde afuera”, sostuvo.

Siguiendo con la lista de fallas en los establecimientos, se refirió al Colegio Antártida Argentina, con clases suspendidas por el congelamiento de cañerías. “Eso se pudo resolver y costó muchísimo, porque era muy largo el tramo que se había congelado. Se estuvo trabajando domingo y lunes, y el martes ya estaba funcionando el sistema de calefacción y tenían agua. Ya están teniendo clases. En la escuela 4 hubo clases en el turno tarde y toda esa zona va a tener problemas de agua, como lo tuvo el año pasado también, por el congelamiento”, advirtió.

“El año pasado se hicieron trabajos, pero es extraordinario tanta continuidad de bajas temperaturas. Estas cuestiones de congelamiento son inevitables a veces. Se han tomado todas las precauciones y este año no hemos tenido congelamiento en el Centro de Formación Laboral, porque se hizo un trabajo grande con el sistema de agua”, afirmó.

Finalmente dio cuenta de los inconvenientes en la escuela 32, donde “tenemos el problema de una bomba que alimenta la circulación del agua en la institución. Eso ya se está reparando y es una bomba que está en garantía, porque ahí hicimos trabajos grandes en agua y calefacción, y se cambiaron las calderas. El único problema que tenemos ahí es la reparación de una bomba de agua, porque la otra está funcionando”, dijo.

 

“Lo importante es la respuesta”

 

Se le preguntó a Romero cuándo quedarían resueltos todos los problemas de los establecimientos y estima que sería esta semana, pero que puede haber fallas porque “las instituciones educativas y los establecimientos se usan las 24 horas y los fines de semana están abiertas a la comunidad. Se han hecho arreglos porque, si no, tendríamos 80 escuelas con desperfectos. Lo importante es que estamos dando respuestas ante cada situación. Los establecimientos están debidamente mantenidos, porque si no, no tendríamos cinco situaciones de 120 escuelas que hay. Es una política de este gobierno que los edificios escolares los pueda usar toda la comunidad. Si no estuvieran bien mantenidos, tendríamos todos los edificios cerrados”, reiteró.

“Uno escucha por los medios a la señora Andino (dirigente del SUTEF) y parece que hubiera un desastre en todos los establecimientos educativos, pero no son todos. Hay que sacar el ‘todos’ del medio y enumerar las situaciones particulares que se fueron dando. Cuando lo enumeramos, no es el todo”, concluyó.

print

Comentarios Facebook

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.