Antiguo poblador pide ayuda para instalar el gas

Un antiguo poblador, que sufrió el incendio de su vivienda el pasado primero de mayo, está solicitando ayuda para instalar el gas. La casa que tenía se destruyó casi totalmente y ahora vive en una casilla que compró con la ayuda de sus vecinos. Solo tiene energía eléctrica y la última factura que recibió fue por 11 mil pesos que no puede pagar. Dice que desde la Provincia y el Municipio se habían comprometido a ayudarlo, pero no cumplieron.

Río Grande – Se trata de Roberto Soto Miranda, un antiguo poblador de 88 años de edad cuya casa ubicada en Fagnano 1272 se quemó casi por completo, después que se produjera la explosión de una pantalla que tenía para calefaccionar el baño. El incendio ocurrió el pasado 1 de mayo y desde entonces Soto Miranda viene pasando por situaciones complejas, después de perder la casa donde vivía.

Inicialmente se instaló en la casa de un familiar, hasta que mediante la ayuda de sus vecinos pudo adquirir una pequeña casilla donde se encuentra hoy. Pero sus ingresos no le permiten hacer frente al costo de la instalación del gas por red, por lo cual solamente tiene energía eléctrica en la nueva casa.

La última factura que recibió fue de 11 mil pesos, monto imposible de pagar para el antiguo poblador. Su hija dice que tratarán de reconstruir la casa nuevamente, pero es imperioso que pueda tener gas en la casilla para calefaccionarse y recortar el uso de energía eléctrica.

Además, según manifestó Soto Miranda en distintos medios, tanto desde el Gobierno de la provincia como desde el Municipio le habrían señalado que lo asistirían con el gasto de instalar el gas, sin embargo dice que “no cumplieron”. “Pasé un invierno muy duro, porque tampoco puedo hacer frente al pago de los tubos de gas”, señaló. Vale mencionar que, quienes puedan prestar algún tipo de colaboración, puede comunicarse al  teléfono (2964) 618965.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.