Rebelión en Ushuaia contra la conducción de la UOM

Un grupo de trabajadores fue excluido de una producción que inició la empresa Ambassador Fueguina, por un trabajo encargado por la firma Newsan. Apuntaron con sus críticas a la conducción de la UOM de Ushuaia, desde dónde habrían resuelto no convocarlos porque son quienes más activamente reclamaron por la deuda que la empresa tiene con ellos desde el mes de febrero. Exigen que se aclare su situación laboral y piden volver a su puesto de trabajo. También hubo medidas de fuerza en la empresa Newsan, reclamando una mejora salarial, impulsadas por los propios trabajadores que sobrepasaron a la conducción sindical. El sábado hubo una caravana reclamando por estos temas.

Ushuaia – “Nosotros durante el año 2019 estuvimos muy mal con los sueldos, nos pagaban cada tres o cuatro meses. Nunca pagaban los acuerdos que hacíamos y en este año habíamos producido durante los meses de enero y febrero, con el acuerdo de cobrar esos días en el mes de marzo. Pero ese mes no se abonaron esos sueldos y ya arrastrábamos una deuda de todo 2019 sin cobrar sueldos, aportes jubilatorios, obra social, sin pagar los aumentos, tampoco cuotas alimentarias que se descuentan a nuestros compañeros y no se las depositan a las mamás; entonces nos preguntamos esa plata ¿dónde fue?”, señaló una trabajadora de la empresa Ambassador Fueguina, en declaraciones al programa radial “La Mañana en La Tecno”, que se emite por Radio Universidad.

La trabajadora indicó que además le cobran “el mantenimiento de la cuenta en el Banco Francés, una cuenta que solo hemos usado por la ayuda que dio el Gobierno nacional”, aclaró. Dijo que hicieron varios reclamos, pero nunca recibieron respuesta alguna “mucho menos por escrito”, remarcó la trabajadora.

Después relató que recientemente comenzaron a “producir a fasón por un arreglo de la UOM de Ushuaia, es un trabajo tercerizado para Newsan”, destacó. Pero mencionó que son 60 trabajadores en la actualidad desempeñándose para Ambassador, sin embargo no todos fueron incluidos en esta producción y la elección de quienes trabajan fue absolutamente discrecional según las manifestaciones de la operaria.

“Han dejado aproximadamente a 17 personas afuera, ayer empezaron a trabajar para Newsan con todos los protocolos. A la mañana ingresaban a trabajar a las 6 y media, y a las 4 y media de la mañana hubo compañeros que recibieron mensajes por WhatsApp dónde le decían que no se presentaran a trabajar, porque por el COVID 19 no se permitía que trabajara todo el personal”, indicó la mujer.

Dijo que de todas formas se hicieron presentes en la puerta de la planta, dónde pudieron ver “como ingresaban compañeros con los que llevamos compartidos 18, 20 y hasta 30 años en la fábrica; mientras nosotros nos quedábamos en la puerta esperando una respuesta que no llegó”. Aseguró que la decisión de quien trabaja y quien no fue “del gremio, más precisamente (el secretario General Héctor) Tapia, quien hace dos meses atrás hizo una reunión en el gremio dónde convocó a 40 personas a las que les dijo que había dos posibilidades: hacer una fasón con Newsan, y explicó en qué condiciones, o dijo que había un grupo que quería hacer una cooperativa con la actual legisladora Mónica Acosta”, mencionó.

Sin embargo la trabajadora aclaró que “nunca” recibieron tal propuesta, aunque reconoció que les parecería “una excelente opción, sin estos tiempos tan difíciles y encima con la pandemia apareciera esta posibilidad”. En realidad aclaró que el grupo que fue excluido de la actual producción a fasón es el más activo en reclamar por la deuda que tienen desde el mes de febrero, quienes dicen que no saben “en calidad de qué estamos, porque la empresa no nos da un papel dónde se aclare nuestra situación”, señaló.

Indicó que el dirigente de la UOM Marcelo Castronuovo les manifestó incluso que quienes reclamaban eran “un grupo revoltoso y que para ellos hubiese sido un palo en la rueda tenernos adentro”, manifestó. Advirtiendo que quienes no fueron incorporados al trabajo “jamás nos opusimos al acuerdo con Newsan, lo único que hicimos fue preguntar por el dinero que nos deben”, remarcó.

Recordando que incluso en el mes de febrero dejaron 2000 televisores armados, “como garantía de que nos iban a pagar en marzo. Sin embargo los televisores desaparecieron de la planta y nunca nos pagaron lo que nos deben”, expresó.

Malestar en Newsan

Por otra parte, desde la mañana del jueves los obreros de Newsan decidieron paralizar las actividades en distintos turnos por un reclamo salarial. La decisión fue tomada luego de que fueran informados por representantes de la empresa y “algunos delegados que fueron puesto por puesto”, sobre las características del aumento salarial que –según las versiones- será de entre un 30 a un 40 por ciento pero con una suma no remunerativa.

“Mientras estamos sentados en el comedor, los delegados son los únicos que trabajan porque la empresa los mandó porque en realidad ni aparecen” manifestaron algunos operarios por distintos medios, incluyendo expresiones en las redes sociales.

Durante todo el fin de semana circularon videos, donde se podía observar a trabajadores y trabajadoras en el interior de la planta, manifestándose en reclamo de aumento salarial. También protagonizaron una extensa caravana automovilística el sábado por las calles de Ushuaia, con el mismo reclamo dirigido a la empresa y la conducción de la UOM local.

Vale mencionar que, desde que las paritarias las llevan adelante cada seccional por su lado, los trabajadores de Ushuaia vienen perdiendo terreno respecto de sus partes de Río Grande. Entre esas diferencias, mientras el sueldo para quienes comienzan su relación laboral en la capital provincial ronda los 30 mil pesos, en Río Grande cobran casi 50 mil. Además, los metalúrgicos de la ciudad capital tampoco gozan de bonificaciones extraordinarias.

Estas diferencias quedaron al descubierto en el marco de la paritaria que discute la UOM Río Grande con la cámara empresarial de AFARTE y que incluyó medidas de fuerza con numerosas asambleas y tres días de paro. La propuesta arribada hasta el momento por la conducción de Río Grande rondaría el 51 por ciento de aumento salarial, sin embargo Héctor Tapia y la comisión directiva de Ushuaia, habrían firmado el acuerdo por un incremento sensiblemente menor.

A su vez, en la propuesta recibida por la UOM Río Grande – representada por Oscar Martínez y un grupo de delegados designados para la discusión paritaria- se indicó que se efectivizaría al 50 por ciento del plantel de los trabajadores encuadrados como Personal de Prestación Discontinua. Sin embargo esta propuesta todavía no fue aceptada en la zona norte de la provincia, por lo cual se continúa negociando.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.