El senador Ojeda descartó las “culpas compartidas” de las que habló Aguad

El presidente de la comisión bicameral que investiga la desaparición del ARA San Juan sostuvo, en base a los informes técnicos, que las fallas del submarino no tendrían relación con la reparación de media vida, pese a que el ministro Aguad habló de “culpas compartidas” con el gobierno anterior. Uno de los trabajos fue la soldadura del casco, y los expertos aseguran que aparece “casi intacta”. El segundo punto fue el estado de las baterías, “y quedó claro que el procedimiento fue el correcto”, dijo el senador fueguino. Adelantó que será necesaria una prórroga de la vigencia de esta comisión, que debería concluir su tarea en marzo, por “cuatro o cinco meses”.

Río Grande.- El senador José “Nato” Ojeda, presidente de la Comisión Bicameral Especial Investigadora Sobre la Desaparición, Búsqueda y Operaciones de Rescate del Submarino Ara San Juan, dio detalles del paso del ministro de Defensa Oscar Aguad y también de algunos aspectos técnicos que podrían descartar errores en la reparación de media vida que se realizó en el gobierno anterior.

Por FM La Isla, lamentó los entredichos que surgieron nuevamente en la reunión de este martes, y demoraron una hora y media el inicio. “En abril, cuando arrancó la comisión, tuvimos los mismos problemas para arrancar y este martes se demoró una hora y media el inicio, porque Aguad no quería que la reunión de la comisión fuera pública”, dijo.

“Lo que pretendía era una reunión reservada, sin medios ni nadie, de entrada; y después iba a recibir a los familiares en otro recinto. Lo que no quería era la exposición pública y que los familiares le dijeran públicamente lo que tenían ganas de decirle. Lo mismo pasó la vez anterior, en abril”, aseguró.

“Nosotros lo habíamos citado para que dé testimonio, y en medio ellos ingresaron una nota diciendo que iban a presentar el informe de los especialistas de la Armada y que por eso necesitaban que la reunión fuera cerrada. Nosotros dijimos que no, porque estaba citado como testigo, y después veríamos qué hacemos con el informe. Yo puse a votación una reunión abierta al público y después reservada con los especialistas, y el oficialismo proponía lo inverso, que fuera cerrada primero y después abierta a todo el público. Esto significaba desalojar el recinto, sacar a los familiares, y primó la posición más lógica, que era empezar con la comisión abierta. El ministro dijo que si era así, no se iba a hacer presente, yo tuve un cruce de palabras antes con él y le dije que la reunión de comisión la íbamos a hacer igual. Si quería estar, que estuviera, y si no, quedaba librado a que tanto los familiares como nosotros dijéramos lo que se nos ocurra”, relató Ojeda.

“Después de esto aceptó, pero pasó una hora y media la gente sentada, esperando que el ministro empiece a contestar las preguntas. Los familiares pudieron preguntar, nadie se puso loco, le dijeron lo que le tenían que decir”, señaló, aunque hubo reproches de los familiares por la falta de respeto de parte de Aguad en forma reiterada. Ojeda recordó que el funcionario “hasta tuvo el desagrado de decir que habían gastado en hoteles, y justamente la respuesta fue que no habían tenido nada. La verdad la actitud del ministro fue francamente inentendible, inclusive de parte de los mismos oficialistas que participan en la comisión. Uno empatiza con los familiares después de tanto tiempo y el hombre que es el responsable del área de defensa se esconde, no quiere dar la cara, cuando habla dice cosas que no cumple. Uno entiende la posición de los familiares hacia él”, dijo.

El balance

Para el senador “la declaración del ministro en sí fue muy pobre, pero fue muy valioso el trabajo después de los expertos y el informe preliminar desde que apareció el submarino. Hay un montón de imágenes y quedan abiertas un montón de puertas. Hay que esperar a que se procese y se analice esta información, y tal vez surja otro tipo de hipótesis”, advirtió.

Respecto de la posibilidad de llegar a saber lo que realmente ocurrió, estimó que “podemos llegar a una aproximación, siempre con un margen de error, porque los testigos directos lamentablemente ya no están. Hay responsabilidades y nosotros tenemos que informar sobre la cadena de responsabilidades antes del suceso, en todo el operativo y con posterioridad a él. Las cuestiones penales las definirá la justicia. En nuestro informe debemos dar cuenta principalmente de la cadena de responsabilidad y sobre esto tenemos mucho material, y también muy buenos expertos trabajando con nosotros”, subrayó.

Explicó que “el informe de la Armada es más sobre las cuestiones técnicas que pueden haber llevado a lo que pasó, pero nosotros estamos por arriba de esto. Si bien no puedo dar detalles porque es información reservada, para mí la responsabilidad que se volcó sobre el gobierno anterior sobre la reparación de media vida, fue una declaración política con muy poco sustento técnico. Las cuestiones más críticas, que podían ser la soldadura de todo el casco que se hizo con la reparación de media vida, en las dos o tres fotos que aparecieron, esa soldadura aparece prácticamente intacta, y esto lo dicen los expertos. Yo visité el ARA Santa Cruz, que es el mismo tipo de submarino, y me explicaron cómo fue la reparación del ARA San Juan. Analizando las fotos, se ve esta situación. Otro tema crítico en un principio eran las baterías y cómo fue su reparación, y quedó claro que el procedimiento fue el correcto, que es el que se está haciendo actualmente con el ARA Santa Cruz”, aseveró.

“Obviamente hay información que tenemos que seguir procesando y, si hay algún tipo de responsabilidad, también saldrá a la luz. Se planteó también por qué estaba Nilda Garré en la comisión y esto fue a propuesta de los bloques políticos. Nosotros nos comunicamos al principio con el presidente de bloque, la postularon en el cargo y no hubo ningún tipo de problema, tampoco ninguna presentación en contra. Nadie pidió oficialmente que se la apartara. Solamente hubo un pedido en una de las reuniones de parte de uno de los familiares. Tampoco se la citó para que dé testimonio de parte del oficialismo y entiendo que no lo han considerado necesario”, dijo.

Agregó que Aguad “tuvo un cruce con el diputado Miranda por algo que había dicho en un reportaje, pero en un ida y vuelta se aclaró la situación y no fue nada grave”.

Prórroga necesaria

En cuanto a los plazos para el informe final, Ojeda dijo que “antes de mitad del año próximo tendremos todos los informes terminados. Esto va a demandar que en marzo se pida una prórroga por unos meses, que está contemplada hasta por un año, aunque no va a ser necesario. Todavía hay testimonios por tomar, como pedido de prueba de parte de los legisladores. Hay contradicciones en las declaraciones que debemos aclarar. Por otro lado hay que esperar el procesamiento de las imágenes y vamos a poder participar en Caleta Olivia con los miembros de la comisión que quieran hacerse presente. Esto será seguramente después de la feria, por eso vamos a pedir una prórroga por cuatro o cinco meses”, explicó.

“Ya estamos trabajando en el informe y lo cerraremos después de que los especialistas analicen la cantidad de imágenes. Se va a hacer un trabajo 3D con una maquetación digital, que tal vez nos aportará algo más de información también”, concluyó.

print

Comentarios Facebook

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.