“Estamos convencidos de que vamos a ganar”

Los precandidatos a senadores por la lista de Cantera Popular, Natalia Jáñez y Ricardo Prinos, esperan un triunfo en las PASO sobre el candidato oficialista Pablo Blanco. Plantearon el malestar interno en la UCR, por no haber permitido la participación en las internas primero, a lo que se sumó el rechazo de dos listas por parte de la junta partidaria ahora, por cuestiones formales. Apuestan a una renovación de las autoridades en forma completa, que deberá darse sobre fin de año.

Río Grande.- Los precandidatos a senadores Natalia Jáñez y Ricardo Prinos visitaron los estudios de Radio Universidad 93.5 y plantearon sus buenas perspectivas para las PASO, confiados en que podrán imponerse sobre la lista oficialista que encabeza el legislador Pablo Blanco, en función del malestar de muchos radicales que han visto vedada la participación tanto ahora, con el rechazo de dos listas, como en las internas para cargos provinciales.

“Nosotros venimos trabajando con Ricardo y un equipo de personas de distintas generaciones, en la organización Cantera Popular, que es una organización a nivel nacional. Hace cuatro años estamos en la isla, buscando generar formación política, cuadros, en nuestra escuela de jóvenes líderes”, dijo Natalia Jáñez, quien viajó para estudiar y trabajó en el norte del país, para luego regresar a su provincia natal.

Indicó que “había jóvenes que querían participar en la elección provincial, pero entendimos que enfrente teníamos una situación complicada y no se lograba el consenso para tener una lista fuerte y poderosa. Lamentablemente no lo fue y eso está claro en los números. Ahora competimos contra la lista oficialista que lleva de candidato a senador a Pablo Blanco”, dijo, con la aclaración  de que Federico Frigerio es el precandidato a diputado, pero no tiene contendiente interno en este caso, al haber rechazado la junta electoral partidaria las presentaciones de Paulino Rossi y Tomás Bertotto.

Desde su visión de género, dijo que “en el año 2007 tuvimos la última representante mujer en la Cámara Alta, que fue Liliana Capos, y como radical recordó que nuestro último representante radical fue ‘Tachi’ Trejo a fines de los ’90. Después el radicalismo no llegó más”.

Con Ricardo Prinos se conoce desde hace tiempo porque “ya se dio la posibilidad de un armado en 2015 para las elecciones nacionales. La verdad me siento muy cómoda y acompañada por Ricardo, y por contar con su trayectoria y militancia en el partido”, expresó.

Consultada sobre la imposibilidad de competir de dos de las cuatro listas, y de conformar una de unidad, dijo que “eso nos excede como militantes y afiliados de la UCR. Veníamos de un proceso electoral en la provincia, y uno como militante cumplió con ir a votar y a fiscalizar. Normalmente las autoridades convocan al afiliado a participar para armar una lista o un esquema de campaña. En este caso no fuimos convocados, pero siempre vamos a estar acompañando al partido. Por eso somos orgánicos y estamos compitiendo dentro de un frente que la convención nacional y provincial reafirmaron hace poco”, señaló respecto de la ex alianza Cambiemos, ahora Juntos por el Cambio.

 

Nuevos espacios

 

Se le preguntó a Prinos si es “una patriada” competir contra la estructura del PRO y la UCR, que tienen su respaldo nacional también en función del acuerdo sellado, para llevar a Blanco y Frigerio de candidatos. “No sé si es tanto una patriada. La idea de presentar listas la veníamos conversando con Natalia hace tiempo y consideramos que hay que abrir nuevos espacios. Natalia es una persona de mucha militancia, muy seria, muy preparada y con muchas ganas de hacer. Posiblemente Pablo Blanco tenga mucha trayectoria en lo político, pero la verdad su trayectoria es para tomar entre pinzas, porque la gente tiene bastante malestar, más por las últimas circunstancias, al limitar la posibilidad de que haya internas. En esta instancia también hay malestar, porque supuestamente cerró un pacto con el PRO, que no debería existir. Ellos se presentaron en Buenos Aires a armar las candidaturas para los distintos estamentos y luego no sé qué se rompió entre ellos, porque salieron actores que supuestamente no deberían haber salido a presentar listas”, manifestó, teniendo en cuenta la postulación de Stefani y Rossi, que fue rechazada.

“Nosotros venimos por fuera, desde la militancia –se diferenció-. Hoy la UCR está manejada por determinadas personas. Desde que se fue Melella del partido, la UCR empezó a ir para atrás. Los que han tenido la responsabilidad de conducir el partido lo han llevado a esta instancia, y ha sido bochornoso la cantidad de votos que han sacado en la última elección. Se perdieron bancas en el Concejo de Ushuaia, en el Concejo de Río Grande, dos bancas en la Legislatura, dos intendencias. Es necesario un replanteo, y que no sean tan necios de no ver lo que está pasando dentro del partido”, reclamó.

“Ya hemos regalado dos bancas a diputados del PRO, que le hubiesen correspondido al radicalismo, porque era el partido que realmente hizo fuerza acá”, sostuvo.

Jañez recordó que “en 2015 Gastón Roma entró como primer diputado a nivel nacional y teníamos a ‘Pipo’ Rodríguez que quería encabezar ese proceso, y veníamos de elecciones donde Paulino Rossi era candidato a concejal junto con Diana Flores. En ese momento decidimos armar juntos una lista, porque estábamos a una o dos semanas de las nacionales y teníamos que terminar un proceso para encarar el otro. Llegamos a Ushuaia incluso, pero había acuerdos y esos acuerdos no tuvieron en cuenta todas las partes”, lamentó.

Prinos remarcó que en la provincia el frente encabezado por referentes radicales “apenas sacó el 4% y ahora hay que revertir esto trabajando. El partido ha quedado prácticamente desmembrado, porque la gente no tiene confianza en los dirigentes y no participa. No es que no haya radicales. Hay muchos radicales pero no participan en el comité por este tema”.

 

Renovación de autoridades

 

Al margen de la instancia de las PASO que se define el 11 de agosto, los precandidatos apuntan a una renovación de las autoridades del radicalismo. “Las elecciones partidarias son en diciembre, luego de una prórroga, y deberán cambiarse todas las autoridades a nivel local y nacional”, indicó Natalia Jáñez.

“Se va a renovar tanto el esquema de juventud, con todos los estamentos, los mayores con todos los estamentos y ahí también van a salir los delegados de juventud y de mayores a nivel nacional”, apuntó.

Para las PASO “nosotros tenemos que cerrar todavía el proceso con la justicia y con la junta electoral partidaria. Todavía estamos en revisión con respecto a si vamos a ir con la boleta presidencial o no. Hasta ahora no están autorizadas ninguna de las dos listas, ni la oficialista ni nosotros. En realidad las dos listas tienen que competir en igualdad de condiciones, fueron presentadas en tiempo y forma, pero si hay cuestiones por encima, ya escapa a nosotros. Tanto la junta partidaria como la justicia federal deberían dejar participar a todos con las mismas posibilidades. Nuestra lista ya fue oficializada y, si se va con lista corta, tiene que ser para las dos”, subrayó.

Prinos apuntó que “nosotros fuimos muy cautos al momento de la presentación de listas, porque veíamos venir esta situación. Ya teníamos información de cómo venían las cosas y le dije a Natalia que, ante cualquier tipo de observación que nos hicieran, teníamos que seguir al dedillo los puntos y las comas. Es lo que hicimos nosotros y lo que no hicieron las otras listas, que por eso no fueron oficializadas. No sé si fue por soberbia, o por si consideraron fuera de lugar lo que estaban pidiendo, pero si nos pedían que pintáramos los pajaritos de colores de determinada manera, lo hicimos, y pudimos lograr que se oficialice la lista”, relató del complejo proceso de presentación en la junta partidaria.

“Ahora estamos con la discusión de la boleta presidencial. Si la otra lista la lleva, nosotros la debemos llevar también. Creemos que vamos a poder competir en igualdad de condiciones, y no tendrían argumentos para notificarnos de por qué sí o por qué no. Ya a esta altura, es legítimo que nos dejen competir en igualdad de condiciones y veremos después qué pasa en las urnas”.

 

Frigerio, desconocido

 

Consultado sobre el candidato a diputado del oficialismo partidario, Federico Frigerio, si bien la lista no presenta candidatos a ese estamento, Prinos admitió que “no sabe si es afiliado radical, y no lo conocemos”, mientras que Jáñez barajó que “es afiliado al PRO, no al radicalismo, pero no tengo idea. Lo conocí en 2015 a nivel nacional”.

También se les preguntó sobre el impacto negativo que puede tener la mala imagen de Macri en la provincia. “Una es la cuestión nacional y otra la provincial. Nosotros consideramos que debe haber una autocrítica como radicales y como militantes. En la convención nacional Alfredo Cornejo fue muy claro al decir que se necesitaba ampliar esta coalición, y siempre dijimos que era una coalición de gobierno, pero nunca gobernamos en equipo y terminó siendo un frente electoral. Esto debe dejar de ser un frente electoral para ganar elecciones y que podamos ser una verdadera coalición de gobierno, donde podamos generar políticas públicas para todos, en igualdad de condiciones. En Tierra del Fuego lo que notamos es muy mala comunicación y una falta de diagnóstico. Al no saber cómo estamos con las cuentas, con el orden de prioridades que tiene Tierra del Fuego, vamos a estar mal. Esto tiene que ver con los electos, tanto nuestros legisladores, como gobernador e intendentes”, analizó Jáñez.

Aun con la mala imagen de Macri, la performance del radicalismo pudo ser otra a nivel local: “Falta una autocrítica interna como radicales y no podemos tirarle la pelota a otros. No hubo consenso dentro del partido desde el día uno en que se formó esta coalición nacional. A nivel provincial la terminaron conformando para estas elecciones, porque nunca existió Cambiemos en Tierra del Fuego. De hecho ahora las elecciones fueron por el frente Ser Fueguino, donde estaba la UCR y el PRO, porque la Coalición Cívica estaba afuera”, dijo la precandidata.

Además, se les pidió opinión sobre la inclusión de Fernando Gliubich como candidato a vicegobernador en las elecciones provinciales. Prinos destacó la figura de Gliubich y espera que se sigan sumando referentes como él, más allá del resultado que obtuvo la fórmula. “No veo mal la participación, que es muy importante, más con gente de ese nivel. Fernando es una muy buena persona, muy trabajador, con mucha responsabilidad, y se involucró sabiendo que las posibilidades de no llegar eran ciertas. Bienvenida sea toda persona de bien que quiera venir a la política. Es fundamental que empiece a haber este tipo de gente involucrada para generar espacios que hoy ocupan personas que actúan por un fin personal y no en beneficio de la provincia y de todos los que vivimos acá”, indicó.

Con respecto a las propuestas, de llegar al Senado, Natalia consideró que “hay temas que no se discuten, como la soberanía o el régimen de promoción industrial. Me tocó como experiencia, mientras estaba trabajando con un diputado de Tucumán, ver que una comitiva fueguina de distintos partidos políticos iban a pedir que se abstengan los diputados de tratar el tema en el Congreso. Yo no quiero más eso. Tenemos que hacer llegar esas cuestiones y tenemos que trabajar con el gobierno que esté de turno. Martín Lousteau fue muy crítico del gobierno pero siempre presentó alternativas y ahora va a estar encabezando una lista de senadores. Él sigue insistiendo en buscar los consensos”, citó como ejemplo.

 

Buenas perspectivas

 

Si bien en la provincia hay “entre cinco y seis mil afiliados” de la UCR, se necesita el 1,5% de la cantidad de electores, independientemente del partido, para pasar a las generales, y las perspectivas de los precandidatos son buenas.

Prinos pidió que voten esta alternativa porque “la gente nos conoce, los afiliados saben que somos gente de trabajo, de militancia, que somos gente honesta, con trayectoria dentro del partido. Los afiliados conocen a Natalia también, por el trabajo en distintas actividades sociales, y es hora de que se produzca un cambio, y debemos hacer un cambio generacional con el compromiso de todos aquellos que quieren a la UCR”.

Natalia agregó que “visto desde afuera, esta campaña provincial se manejó muy a nivel personal y faltaron consensos. Ahí tuvimos los resultados. Además de estas PASO, que estamos convencidos que vamos a ganar, queda un largo camino dentro del partido. Es importante que nos den la oportunidad para que podamos llevar la voz real de lo que está pasando. Nuestros representantes a nivel nacional deberían contarnos más lo que hacen, no solamente dar lindos discursos en el recinto. Necesitamos cuestiones concretas y, más allá de Macri, en doce años de gestión algunas cosas podríamos haber solucionado, teniendo mayoría en la Cámara. Nos queda un gran desafío en estas PASO”, planteó.

Si bien compiten figuras como la gobernadora y el vicegobernador, reiteró el pedido al electorado para que “le dé una oportunidad a los jóvenes militantes para representarlos a todos. Tiene que ver con la renovación, con la alternancia, que es algo que los radicales tenemos que volver a poner sobre la mesa. No va más el broche de oro”, disparó en alusión a Pablo Blanco, que así consideró que sería llegar a una banca en el Senado, para coronar su carrera política.

print

Comentarios Facebook

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.