Se multiplican los pedidos de asistencia por la debacle económica

La ministra de Desarrollo Social, Verónica González, expuso un crecimiento exponencial de los pedidos de asistencia alimentaria, con “miles de llamadas” a los números de contacto, dijo. Ya no son los que integran los padrones de planes de ayuda, sino muchos fueguinos que quedaron sin ingresos y tenían trabajos informales que no pueden realizar. Se está acopiando mercadería en las escuelas de la provincia y se harán entregas semanales en las tres ciudades fueguinas.

Río Grande.- La ministra de Desarrollo Social, Verónica González, dio a conocer la necesidad de reforzar la asistencia alimentaria, ante un padrón de asistidos que se ha multiplicado, en función de la gente que quedó sin ingresos y no puede salir a trabajar.

Por Radio Provincia dijo que ese están realizando permanentes recorridas “en función de las emergencias que se van suscitando. Muchos tienen que estar en sus casas resguardados, y nosotros asistiendo en lo que se necesite. Tanto el Ministerio de Desarrollo Humano como el Ministerio de Educación tenemos un universo de ciudadanos y ciudadanas que reciben acompañamiento. Son los más vulnerables en términos económicos y sociales. Nosotros manejamos determinados padrones, y tenemos un antes y un después de esta pandemia”, subrayó.

“Lo que estamos garantizando específicamente son los casos de vulnerabilidad que se van suscitando día a día. Hubo inconvenientes con los llamados a teléfonos y celulares de emergencia, y tiene que ver con personas que dependen de la asistencia, pero hubo un quiebre y un cambio paradigmático”, dijo del aumento de la demanda.

“Estamos trabajando con organizaciones, con sindicatos, para poder acudir ante las solicitudes que nos hacen. En función de esto se generaron dispositivos en Ushuaia, Río Grande y Tolhuin, con cierre de calles. Hay escuelas que tienen acopio de mercadería y con la presencia de autos oficiales y de las fuerzas de seguridad estamos realizando una entrega puerta a puerta. Hay que manejarse muy prudentemente y esto es lo que estamos haciendo, con la ayuda de organizaciones para poder cumplir con todos los vecinos que realmente no pueden salir por diferentes cuestiones, para que puedan acceder a un bolsón de mercadería”, dijo.

“Debemos llegar a esos niños y niñas, y estamos trabajando todas las áreas en conjunto, con móviles oficiales para que la gente esté confiada a la hora de abrir la puerta y podamos entregar la mercadería”, destacó.

Consultada sobre la complejidad que se viene por las bajas temperaturas y llegada del invierno, donde la gente además va a requerir de medios de calefacción, mayor distribución de gas envasado, aseguró que “estamos previendo este tipo de cosas, hay compañeros que conocen la zona, específicamente los llamados barrios altos de Ushuaia, aunque en todos los sectores hay gente con necesidades. Estamos tratando de tener la leña acopiada para poder llevarla en el momento apropiado. La gente de Economía está trabajando muy bien, porque manejan el programa Llegó el Gas y el gas envasado, y también están articulando cada una de las operaciones que vamos haciendo”.

“Lo estamos haciendo con mucha cautela, definiendo datos, que también nos llegan a través de los medios, y están jugando un rol importante”, apuntó.

Los llamados recibidos para pedir asistencia fueron “miles, no cientos”, sostuvo la ministra. “Hay que contener las ansiedades y los miedos de mucha gente. Estamos informando que pueden salir de a uno, no es que están impedidos de salir de la casa, pero hay otros que ni siquiera pueden ir a comprar. Nosotros estamos al servicio de ellos, y principalmente de los que no pueden salir a comprar porque no tienen plata en el bolsillo. De a poco estamos atendiendo todos los casos que van surgiendo, porque el universo no es solamente REDSOL y el que recibe planes. Hay sectores que se debilitaron por la falta de trabajo, como el que hacía changas, el que iba de casa en casa a hacer limpieza. Esto es lo que está surgiendo y nos van notificando desde varias organizaciones”, señaló.

“Nosotros vamos cruzando padrones para atender las situaciones y llevamos lo que van necesitando. Esto es nuevo y nadie lo tenía pensado. Estamos tratándolo con mucho respeto, mucha cautela y mucho trabajo. Hay compañeros que están recorriendo los barrios de a dos, con barbijos y muchísimo cuidado al circular por la calle. Nosotros también estamos en la calle, visitando vecino por vecino para acerarle lo que está necesitando”, dijo.

También se le preguntó sobre algunas “avivadas” de gente que puede pedir el bolsón y no lo necesita, o de algún sector político que puede aprovechar para captar adherentes a cambio de la ayuda. “Yo lamento mucho si esto sucede, porque es gente que no está a la altura de esta circunstancia. Nos ha pasado estos días con los irresponsables que se han ido del país sabiendo que estamos ante una pandemia. Las miserias están en todos lados y lamentaría mucho si esto sucede en mi provincia. Esperemos que no suceda y poder trabajar con cautela y seriedad. La mercadería tiene que llegar adonde debe llegar y tenemos que ser meticulosos a la hora de ofrecer esta posibilidad para subsistir de los que están aislados en sus casas. Hay mucha gente acompañando y se suman ahora las fuerzas armadas. Nosotros estamos yendo puerta a puerta y damos acompañamiento a medida que lo van solicitando”, manifestó.

Informó que ya se hizo la entrega en Tolhuin y “a medida que los proveedores entregan la mercadería la vamos a acopiar en las escuelas. Ayer se terminó el acopio en las escuelas de Ushuaia, en Río Grande se terminó hace seis días, y el 30 específicamente vamos a salir en Río Grande nuevamente. Esto es semana a semana, así lo pidió el gobernador, y nosotros estamos llevando adelante las estrategias que humanamente podemos”, concluyó.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.