“La situación ya está controlada”

El arquitecto Alberto Ibarra, secretario de hábitat y servicios comunitarios, aseguró que no habrá problemas con la laguna Seca luego de los pozos que se realizaron para bombear agua como paliativo, por las condiciones climáticas. La emergencia hidroambiental se declaró por 60 días a mediados de febrero, y ya concluyó la tarea de perforación. El próximo paso es la solución definitiva con la construcción del acueducto.

Río Grande.- El secretario de Hábitat y Servicios Comunitarios, arquitecto Alberto Ibarra, aseguró a Radio Universidad 93.5 que los inconvenientes ocasionados por la Laguna Seca ya están bajo control, luego de la tarea de perforación, que se dio por concluida.

Se continúa bombeando agua y, ante la pronta finalización del período de emergencia hidroambiental, consideró que por razones climáticas no volverá a repetirse la situación que se dio en el verano.

“Estamos en una emergencia hidroambiental, declarada el 15 de febrero por 60 días. Estamos cumpliendo con lo que determinó la gobernadora, que es iniciar las acciones necesarias para mitigar los efectos negativos de la laguna Seca y a su vez dar una solución definitiva”, dijo.

“La semana pasada se firmó con el contrato con la empresa que va a realizar el acueducto desde el río Grande, pasando por la laguna Seca hasta la Laguna de los Cisnes”, señaló sobre la solución definitiva en la que ya se comenzó a trabajar.

Como paliativo, “realizamos pozos exploratorios, porque no había antecedentes arqueológicos en la zona. En total se hicieron siete pozos y la tarea estuvo a cargo de dos empresas. Algunos pozos se hicieron de 70 metros, porque el objetivo era buscar agua y ver qué pozo podía tener mayor caudal. En anteúltimo pozo fue prácticamente de agua dulce, porque los anteriores tenían un alto contenido de sal. Durante 25 días se estuvo bombeando de dos pozos, con muy buen caudal, y siempre dijimos que esto era un paliativo para humedecer la laguna, no inundarla. Es una laguna de 400 hectáreas y con pozos es imposible humedecerla toda”, advirtió.

“Hoy ya tenemos un tercio de la laguna con agua y tuvimos ayuda de la naturaleza, porque llovió. Hay pozos que no fueron tan buenos, por el bajo caudal, y es una buena noticia haber encontrado agua dulce, porque ya es un reservorio. Ya se terminó de perforar todo lo que se tenía previsto y seguimos tirando agua con los pozos que tenemos, pero es muy difícil que en abril haya un temporal y creo que ya la situación está controlada”, celebró.

Aclaró que todavía no está determinado el costo total de la obra, porque se pagará por metro perforado. “Se pagó un anticipo del 25% a las empresas, sobre un estimado de 60 metros de profundidad por cada pozo. Se va a pagar por lo efectivamente perforado, tanto en más como en menos, porque el objetivo era encontrar el agua. El costo acordado es de 200 dólares por metro de perforación”, concluyó.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.