El Banco Tierra del Fuego inaugura el lunes la sucursal de Margen Sur

En el segundo semestre comenzará la construcción de la sucursal del Río Pipo, y desde la semana próxima los vecinos de la margen sur de Río Grande contarán con cuatro cajeros en la nueva sucursal. El vicepresidente del directorio del BTF, Gabriel Clementino, destacó el aumento en el otorgamiento de créditos a la pequeña y mediana empresa, la posibilidad de generar utilidades aun con tasas subsidiadas, y negociar valores con tasas menores también, respecto de las que ofrece la banca privada.

Río Grande.- El contador Gabriel Clementino, vicepresidente del directorio del Banco Tierra del Fuego, anunció ayer el inicio de la construcción de la sucursal del Río Pipo el próximo semestre, y la inauguración este lunes de la sucursal de margen sur, que contará además con cuatro cajeros automáticos.

En diálogo con FM Master’s, se refirió al crecimiento de un 310% en los créditos otorgados por el banco a las pymes, como parte de la política de incentivo al desarrollo y paliativo a la crisis.

“La situación la veníamos vislumbrando cuando iniciamos nuestra gestión, a fines del 2015. Uno de los puntos que nos planteó la gobernadora fue el apoyo a las pymes y buscar alternativas donde el banco no había competido, como el tema industrial y petrolero, o el turismo. Logramos cuadruplicar la cantidad de colocaciones en tres años y medio, y para el caso de Río Grande se quintuplicó la cantidad de créditos. No solamente dimos crédito, sino que la tasa de mora bajó. En la banca empresa arrancamos con una tasa de mora del 4,2% y ahora estamos en el 1,9%; es decir que hemos crecido en créditos y bajamos la tasa de mora”, destacó.

“Este es un punto importante, porque antes se decía que el banco solamente estaba para dar créditos prendarios para la compra de automotores, y uno de los productos con más bajo crecimiento que tenemos es el crédito prendario, porque nos focalizamos en las pymes, en la banca consumo, con créditos personales, para el sector laboral o profesional”, dijo.

Agregó que “la Tarjeta Fueguina tuvo un incremento muy considerable. Si tomamos desde principios del año pasado hasta ahora, el incremento en los consumos fue del 75%, y la cuenta de financiamiento subió un 45%. Esto viene relacionado con que somos el banco con la menor tasa de financiamiento de tarjetas, que está en el 48%, cuando tenemos bancos de primera línea a nivel nacional que están en el 103% y bancos públicos que rondan el 70%”, comparó.

“Hemos crecido, bajamos los riesgos del banco y también generamos utilidades, porque hemos distribuido utilidades y también nos hemos capitalizado. Esto muestra que el sistema financiero no debe estar solamente para ganar plata, sino también para apoyar los círculos de la producción”, subrayó.

Consultado sobre la demora de una carpeta para acceder a un crédito, que ha sido una de las razones que han dado origen a críticas en los procesos administrativos del banco, reconoció que “uno de los puntos que siempre se le criticó al banco es la demora. En este caso depende del cliente. Si trae rápido los papeles, el balance, la certificación de ingresos, los trámites se hacen rápido. Hay normativas que son nacionales y nosotros tenemos que pedir, pero todo depende de lo rápido que se maneje el cliente con su contador. Nosotros les pedimos que directamente el contador se maneje con nosotros, para ser mucho más efectivos”.

“Trabajamos para que el análisis interno sea mucho más corto y en menor plazo. Yo fui cliente del banco y he padecido que el No estaba antes que el Sí, y eso lo hemos cambiado. El cliente llega sabiendo que tiene el Sí, y el No dependerá si hay alguna situación irregular, pero le vamos a dar otra solución”, aseguró.

Consultado sobre los cheques rechazados, en el caso de las cuentas del BTF no se registra una cantidad significativa. “Hay muchos cheques rechazados de otros bancos, pero nuestros clientes no tienen muchos cheques rechazados y somos muy cuidadosos en la triangulación de cheques y la cadena que se arma, porque si cae uno, caen cuatro. En negociación de valores hemos subido considerablemente y, en banca empresa, es el producto que más subió. Pasamos de 115 millones en 2015, a 600 millones en 2018. En abril de este año con respecto a abril del año pasado crecimos un 120% más”, precisó.

“Lo mejor es que el cliente tenga el valor en la mano y lo pueda aguantar, pero nosotros tenemos tasas mixtas, algunas subsidiadas y otras no, y puede hacer una buena combinación entre el 25 y el 38%, frente al 55 ó 70% que están cobrando otros bancos. Nosotros pudimos bajar las tasas, que es bajar el costo financiero que tiene la gente que negocia valores, y principalmente son las distribuidoras, los mayoristas, que reciben cheques de sus clientes minoristas. Procuramos dar esta alternativa, porque repercute en la estructura de precios”, advirtió Clementino.

 

Más cajeros y sucursales

 

Por otra parte, confirmó que ya empezaron a instalar los cajeros inteligentes y “está faltando el módulo de captación de cheques, que va a poner en funcionamiento la red Link. Es importante la cantidad de cajeros que se van a habilitar, porque en Ushuaia de 17 pasamos a 21 cajeros, y en Río Grande teníamos 11 cajeros cuando iniciamos, ahora estamos en 19. En margen sur había uno solo y con la inauguración de la sucursal va a haber cuatro”, dijo.

La sucursal de margen sur se inaugura el lunes por la tarde, y estará operativa desde el martes próximo “con todas las prestaciones de una sucursal normal”, subrayó el contador.

Respecto de Tolhuin, el crecimiento está frenado y siguen funcionando dos cajeros, además del buzón de depósitos para los comercios, para que puedan hacerlos fuera de hora. “Estamos esperando que en Tolhuin se avance con la regularización dominial, porque la gente no tiene títulos para acceder a un crédito hipotecario. El intendente junto al gobierno de la provincia está trabajando en este tema”, indicó.

También se frenaron los créditos hipotecarios, que habían registrado un gran crecimiento en los primeros años de la gestión, por la crisis económica. “En créditos hipotecarios tuvimos muy buen desarrollo, pero ahora se pararon un poco porque la gente está temerosa. Fue uno de los puntos de más crecimiento, porque en 2015 teníamos 43 millones de créditos hipotecarios y en 2018 otorgamos 410 millones de créditos para vivienda. El problema ahora se da por el desfasaje en el incremento del sueldo y el incremento de la cuota”, explicó.

Finalmente adelantó la construcción de la sucursal en la zona del Río Pipo de Ushuaia: “Se va a comenzar a construir en el segundo semestre, al lado de la planta de gas en la zona de la rotonda. Estará sobre la barda, mirando hacia la ciudad, con un gran ventanal y un edificio muy moderno”, concluyó.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.