Paulino Rossi planteó la oportunidad de rescatar los bonos con los fondos depositados

El ex concejal Paulino Rossi analizó el proyecto que se trata hoy en la Legislatura y consideró que, partiendo de “una vara muy baja” por el proyecto de emergencia presentado en diciembre, que fue “muy malo”, el actual parece viable. Sin embargo expuso la necesidad de apelar a métodos menos ortodoxos, aprovechando la crisis, y aseguró que hoy el gobierno podría rescatar los bonos con los 125 millones de dólares depositados y “le sobraría plata”, porque no cotizan más del 50% en el mercado. Además de desendeudarse, se ahorraría por año el pago de “20 millones de dólares de capital y 10 millones de dólares de intereses”, es decir 3 mil millones de pesos anuales para volcar a la reactivación del sector privado y la obra pública. Respecto del posicionamiento del justicialismo y el Partido Verde, que piden el pase a comisión, lo atribuyó a razones políticas vinculadas con posicionamientos a futuro de las distintas líneas del kirchnerismo provincial.

Río Grande.- El ex concejal Paulino Rossi analizó el proyecto oficial por Radio Universidad 93.5, teniendo en cuenta su experiencia como Secretario de Finanzas y de Gobierno en la Municipalidad de Río Grande, y luego concejal de la ciudad.

Comparado con “el proyecto de emergencia apenas arrancó la gestión, que había sido muy malo, partimos con la ventaja de que la vara estaba baja. Este proyecto tiene ciertas particularidades y llama la atención que haya sido firmado por la Ministra de Obras Públicas cuando es un proyecto económico. Cuando uno va al texto, me parece más razonable en función de lo que se vive hoy, respecto del proyecto anterior de emergencia económica, y lo harían más viable”, dijo.

Consultado acerca de si afecta a los municipios, como sostienen los intendentes, lo negó. “No plantea una quita ni ajuste, tal vez el punto que podría afectar a los municipios son las exenciones impositivas para algunos contribuyentes en el caso de Ingresos Brutos, pero no tiene gran impacto en la recaudación porque apunta a los sectores que menos aportan, con una alícuota fija, y no es significativo”, aseguró.

Un endeudamiento utópico

En cuanto al pedido de autorización para tomar un endeudamiento de tres mil millones de pesos, observó que “despertó mucha crítica pero es más una expresión de deseo que algo que se pueda hacer realidad. En el contexto actual que se vive es una utopía conseguir un financiamiento de esas características. La Argentina está cayendo en default y es impensable lograr financiamiento internacional, y dentro del mercado interno no hay quien pueda prestar esa suma de dinero, salvo el Estado nacional; pero no se anunció ningún programa de financiamiento de estas características a las provincias. No veo posibilidad fáctica de que la provincia se pueda llegar a endeudar en ese importe”, expresó.

Pase a comisión

Rossi no vio ninguna razón de peso para que el proyecto se analice en comisión en lugar de aprobarse hoy, trazando un paralelismo con lo que hicieron los intendentes y concejos deliberantes en la cuarentena. “El pedido de pase a comisión es una cuestión política. Uno ve que todos los proyectos que presentaron los intendentes a los Concejos Deliberantes se aprobaron por la vía de excepción y sin cuestionamientos. Todo lo que mandaron se aprobó sobre tablas”, subrayó.

“La gran interna del partido justicialista a nivel provincial está generando los posicionamientos a futuro y hay líneas políticas que se están marcando. La herramienta que plantea este proyecto de ley es la posibilidad de utilizar dos mil millones de pesos del endeudamiento, y es un despropósito tener tanta planta parada destinada a obras que no se están llevando adelante. La obra más cara es el Corredor del Beagle y no se va a llevar adelante en el corto plazo. Estamos en una situación de crisis financiera y tenemos plata depositada en el banco”, planteó como paradoja.

“Se plantea usar 28 millones de dólares, que son estos dos mil millones de pesos, para inyectarlos en la provincia a través de préstamos bancarizados a través del BTF y no bancarizados a través del Ministerio de la Producción, y la reactivación de obras públicas que generen mano de obra directa. Yo diría que es un proyecto conservador, porque si hay 125 millones y se usan 28, es un proyecto prudente”, calificó.

Rescate de bonos

Para Rossi hay otras alternativas superiores que no se analizaron. “Toda crisis es una oportunidad para tratar de sacar ventaja y buscar herramientas poco ortodoxas. Hoy tenemos 125 millones de dólares depositados, y el valor de mercado de esos bonos está por el piso, en un país que está en default y teniendo en cuenta que están garantizados por regalías cuando hay una implosión a nivel mundial del precio del petróleo, y además en Tierra del Fuego tenemos problemas de producción por la rotura de la monoboya. Yo calculo que el valor de mercado de esos bonos puede estar en el 50%. Si la provincia tomara esos 125 millones de dólares y cancelara la deuda, es probable que nos sobre plata porque el valor de esos bonos es muy bajo”, aseguró.

“Esto implicaría que la provincia se ahorraría por año 20 millones de dólares de amortización de capital más 10 millones de dólares de intereses. Si en vez de usar esos fondos, cancelamos los bonos y esa plata que se ahorra se destina a obra pública, tendríamos 3 mil millones de pesos por año que podemos afectar para reactivar el mercado económico local y hacer obra pública”, dijo.

“Esta es una herramienta que sale de lo ortodoxo, pero es la gran oportunidad que tenemos ante esta gran crisis mundial. No tiene ningún tipo de lógica tener guardada la plata en un plazo fijo para obras que no se pueden llevar adelante y pagar intereses monstruosos que condicionan muchísimo desde lo financiero”, remarcó.

Sólo interna

Rossi insistió en que las diferencias que se exponen por los medios y se harán evidentes en la sesión de hoy son parte de la interna kirchnerista y lamentó las consecuencias que esto puede traer para los vecinos que necesitan una solución urgente.

“FORJA pertenece al espacio del gobierno nacional, el MPF también es parte de ese espacio, porque no olvidemos que trabajaron muy cerca de Sergio Massa. Son posicionamientos de una interna partidaria que quedan evidenciados en un cuerpo legislativo. No olvidemos que en Tierra del Fuego el 95% de los cargos políticos son del kirchnerismo, y esta interna sobre los posicionamientos a futuro hoy está a flor de piel y me parece una irresponsabilidad. Hay otras prioridades que deberían marcarse, pero es la realidad política que tenemos en la provincia”, lamentó.

“Nadie puede negar la pertenencia de Caparrós o de FORJA al espacio nacional y esto es una interna del kirchnerismo, y puede traer consecuencias el no debate de un proyecto, porque se necesitan herramientas para traer soluciones y tienen que ser claras para no generar resistencia de ningún espacio. Si dentro del peronismo o del mismo espacio se generan recelos, no es lo suficientemente transparente la herramienta que se está solicitando para que se apruebe con trámite de urgencia”, barajó.

“Reconozco que se podría haber mejorado el proyecto, con la cuantificación de las obras que se plantean como prioritarias. No es tan complejo hacer un presupuesto estimativo, para saber cuánto va a ir destinado a obras, cuánto a préstamos bancarizados y no bancarizados. Se podría haber trabajado un poco más el proyecto para que esta información esté de primera mano y es entendible si hay algún tipo de objeción”, concedió.

“Con respecto al resto, son meramente posicionamientos políticos. Nadie puede negar cuál es la situación financiera porque los intendentes tienen de primera mano la información sobre cómo están evolucionando los recursos”, dijo.

Tibio reclamo de deudas

Por otra parte se le pidió opinión sobre las deudas de coparticipación con los municipios y puso en duda que los montos sean los que se mencionan. “Si son tan grandes los números, me llama la atención la tibieza del reclamo, porque los que hemos tenido que vivir situaciones conflictivas y teníamos que hacer reclamos al gobierno provincial por retenciones de fondos, éramos mucho más proactivos al momento de defender los recursos de la ciudad de Río Grande. Por eso me llama la atención que todo quede en un comentario mediático o un titular, pero no se ve que se tomen acciones muy marcadas”, observó.

“Hay reclamos mediáticos pero no se está usando la batería de herramientas institucionales para defender los recursos de los vecinos de Río Grande, entonces, o no es tan grande la deuda, o tiene que ver con que son parte de un mismo espacio y esto impide que se hagan reclamos más firmes. Cuando yo era Contador General se destituyó un gobernador. Nosotros hicimos un informe con la certificación de deuda, que se presentó en la justicia y en el Tribunal de Cuentas y terminó con un proceso en la Legislatura”, recordó.

“Durante la gestión Bertone generalmente la deuda no superaba los 30 días. Si supera los 30 días la deuda, ya es impagable y no permite funcionar. En algún momento de la gestión de Ríos llegamos a los 40 días y es una barbaridad, porque es un número que escapa a cualquier tipo de lógica. Lo que llama la atención es que los funcionarios que escribían las cartas documento el año pasado sean los que ahora se sientan del otro lado del escritorio y justifican esto como algo normal o dicen que no hay deuda. Es raro, y es rara también la tibieza del reclamo”, insistió.

Advirtió que “hay un incumplimiento de los deberes de funcionario público al no utilizar los mecanismos institucionales para reclamar ese dinero desde los municipios, porque no es una deuda, sino una retención indebida de fondos que implica una figura penal. Es muy distinto de un convenio firmado que no se cumple. Por una retención indebida de fondos ya tenemos el antecedente de la destitución de un gobernador, porque esto entra en el ámbito de la justicia penal, pero uno ve que no pasa nada, entonces tal vez no es tan grave la situación”.

Deslizó que en función de la misma interna kirchnerista un juicio político no prosperaría: “En la Legislatura hay un gran espacio político que es el kirchnerismo, con distintas líneas internas, y ahí es donde se genera esta falta de posicionamiento firme frente a situaciones que ha sido claras en otro momento de la provincia. Esta hegemonía total en los espacios de la provincia trae como consecuencia estas situaciones”, concluyó Rossi.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.