“Tengo fe en que se van a poner de acuerdo para sacar una buena ley”

El presidente de la Cámara de Comercio de Río Grande espera hacer su aporte, si son convocados a las reuniones de comisión, y apostó a la responsabilidad de los legisladores para dar rápida respuesta ante la necesidad del sector privado. Planteó que la prioridad al momento de otorgar créditos la deben tener los comercios que están en situación regular y tienen su personal registrado, como resguardo de las fuentes de trabajo. La situación es crítica y, del 10% de facturación en la etapa de delivery, apenas subieron al 30% con la reapertura de comercios, comparado con las cifras de mayo de 2019.

Río Grande.- El presidente de la Cámara de Comercio de Río Grande, José Luis Iglesias, opinó por Radio Universidad 93.5 sobre el pase a comisión del proyecto de ley de emergencia que, entre otros puntos, prevé la capitalización del Banco Tierra del Fuego para ampliar la capacidad de dar créditos al sector privado. Confió en un acuerdo de los legisladores para sacar rápidamente la ley, ante la urgencia de asistencia crediticia.

“Hay expectativa de que se trate en general y es conveniente que haya empezado a sesionar la Legislatura, y que se haya aprobado el protocolo. Los créditos deberían ser dirigidos a comercios que tienen personal registrado, que tienen la correspondiente habilitación, para que haya un correlato de las obligaciones del empleador con sus empleados, y tener en cuenta la situación tributaria”, sostuvo.

“La provincia está en una situación difícil y cae la recaudación al no haber consumo. Dar créditos sería lo apropiado porque a la vez inyectaría más dinero a las arcas provinciales y municipales. Las líneas de ayuda de otro tipo se deben encauzar por otra vía”, consideró.
“En estas situaciones debe primar el trabajo registrado. No hay empleados sin comercios ni empresas,

por lo tanto el sostenimiento de la fuente laboral es el camino lógico. Si no, cada vez va a haber más gente pidiendo asistencialismo”, advirtió.

Aclaró que “no sabemos cómo se instrumentarían estos créditos en concreto. Uno no se puede predisponer a favor o en contra de algo sin hacer un análisis. Nosotros hemos analizado el proyecto y nos parece que es válido, pero ahora está en manos de la Legislatura aprobarlo”.

Recordó que “el Banco Tierra del Fuego tiene una normativa regulada por el Banco Central y las operatorias se pueden hacer hasta cierto punto y se puede prestar determinada cantidad de dinero. Para nosotros la prioridad debe ser el trabajo cierto y el mantenimiento de la actividad, que en muchos casos estuvo dos meses parada. Estamos tratando de arrancar y no podemos tener empleo si no tenemos empresas o comercios. Los mayores esfuerzos se deben canalizar en proteger a esos comercios para que no caigan en situación 3, porque después no se los puede asistir crediticiamente”, explicó.

“Si no asistimos a la gente hoy, dentro de 60 días son irrecuperables y en poco tiempo vamos a tener un problema grave con toda la cartera crediticia y los comercios de Tierra del Fuego. Tenemos que superar la situación de los cheques que están dando vuelta, porque tenemos una montaña de cheques emitidos pre datados que van a aterrizar, y en algún momento de acá a junio a ese cliente que calificaba para el crédito y se lo podía ayudar, ya no se lo va a poder atender porque la normativa lo impide. Ese cliente va a perder sus proveedores y sus empleados porque no va a poder trabajar más”, expresó.

“La ley es más amplia, y tiene en cuenta proyectos de obra, pero nosotros nos centramos en la asistencia comercial y esperamos que se haga con normas pautadas, dentro de lo que marca el sistema financiero. Se pueden bonificar tasas, dar plazos especiales, implementar garantías solidarias, lo que no se puede es ayudar a una persona que ya está en situación irrecuperable, porque lo único que se hace es agravar el problema de los otros. Hay que optar por proteger un poco a los sanos y a los que todavía pueden trabajar, porque después se van a encontrar con un problema dentro de dos meses”, reiteró.

Facturación ínfima

Consultado sobre la situación de los comercios de la ciudad, dijo que “si tomamos enero y febrero, ya teníamos una realidad bastante mala con respecto al año pasado. En marzo se trabajó medio mes y en abril la venta por delivery no llegó al 10%. Por el testeo que hemos hecho esta semana, las expectativas es que no van a llegar al 30% de la facturación que tenían a mayo del año pasado, contando que tuvimos inflación, porque si contamos la inflación están más abajo. Esperemos que estos guarismos levanten, pero si no hay circulación de gente no van a poder comprar”.

“Hay cheques que están rechazados y algunos los están levantando o los están reperfilando, cambiándolos por otros. Por ejemplo, si a mí me rechazaron un cheque en el mes de abril, no se computa como para no darme un nuevo crédito o dejarme sin cheques, mientras esté en situación 1, y a la persona que le doy el nuevo cheque se lo van a tomar. Pero si yo paso de 1 a situación 2, le van a descontar la mitad, y si me sigo cayendo a 3 ya no me van a descontar nada. Esto no le va a servir ni a mi proveedor ni a mí. En este momento lo que tratamos de hacer es salvar a todos los que están en condiciones de operar, para que no se corten del todo esos cheques que han caído, y poder diferirlos en el tiempo, sin generar perjuicios al proveedor”, señaló.

“Todos los rubros que estuvimos cerrados dos meses estamos muy afectados. La característica de Río Grande no es igual a Ushuaia, porque no tenemos tantas empresas chicas como en la capital fueguina. Al desaparecer el turismo, desaparece todo escenario posible de recuperación y es un tema muy grave que hay que ver cómo se traslada en el tiempo, porque mientras exista el coronavirus no va a existir esa actividad”, observó sobre la crisis que se perfila más grave en Ushuaia.

“Nuestra ciudad tiene un comportamiento distinto tanto en lo comercial como en lo social, la solidaridad es bastante importante y entre nosotros tratamos de ayudarnos. En la parte comercial y en la relación laboral hay un trato especial que hace que se entienda que hay que aguantar y está la voluntad de capear esta situación. Por eso tenemos que tratar de seguir sosteniendo lo que está bien, y lo que está mal ayudarlo, pero no hacer que lo que está mal está bien, para poder asistirlo igual. Si es así, evidentemente vamos a tener problemas porque no va a alcanzar para todos”, dijo.

Respecto de la venta con tarjetas de crédito, indicó que “cayó en picada y el que consume con tarjeta es porque no le queda otra. Aunque les den planes de pago no quieren saber nada con deudas porque saben que los bancos están trabajando con una tasa del 60% y no la pueden aguantar. El Banco Tierra del Fuego trató de refinanciar la deuda de los empleados del gobierno y me parece muy bueno, pero toda la gente trata de canalizar ahorros que tenía para vacaciones u otras cosas para regularizar su situación y achican gastos. Todos estamos achicados. Todos los meses nos vamos achicando un 8% y ya llevamos tres meses”.

Debate en comisión

Finalmente se le preguntó si van a participar de las reuniones de comisión de la Legislatura para llevar su postura. “Con el contador Clementino, que fue vicepresidente del banco, hablamos todos los días de estos temas y él tiene acceso a documentación de la Legislatura para hacer una rápida mirada sobre cómo van evolucionando las discusiones y dónde están los problemas. Trataremos de aportar nuestra mirada, y hay que ser respetuosos de las responsabilidades de cada uno, tanto de la Legislatura como del Ejecutivo provincial y municipal. Los tres municipios y el gobierno provincial están manejando responsablemente la situación caótica que tenemos con la pandemia. Cuando yo me reuní el 20 de marzo para hacer planteos concretos sobre algunas líneas, la emergencia comercial y la asistencia crediticia, realmente estaban preocupados porque pensaban que para hoy íbamos a estar en una situación más difícil. Esa es la parte buena y todos colaboraron para hacer entender la importancia del aislamiento. Yo creo que en la Legislatura se van a poner de acuerdo y van a tratar de sacar un buen producto para la provincia. Tengo fe en eso”, concluyó.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.