“Si tenemos que convocar al paro, no vamos a tener ninguna duda”

El secretario General de la seccional Río Grande de ATE espera que el 16 de agosto, cuando deben retomarse las negociaciones paritarias con el gobierno, haya una definición concreta. Advirtió que “no se puede degradar a los trabajadores con paliativos” y están dispuestos a llegar a medidas de fuerza si no se acuerda un aumento al básico. Admitió que la negociación va a ser difícil por el ajuste nacional, y ya existe reticencia del gobierno a adelantar las conversaciones. El camino será ganar la calle y, de no ser comprendido el reclamo de los trabajadores, será complicado mantener la paz social, dijo.

Río Grande.- El secretario General de la seccional Río Grande de ATE, Marcelo Córdoba, se refirió ayer por FM La Isla a las negociaciones paritarias que se deben retomar con el gobierno el 16 de agosto, para acordar una pauta salarial después de la suma fija que se pagó en dos tramos, por decreto.

“Estamos expectantes de que se cumpla el acta firmada oportunamente. El 16 de agosto esperamos que el gobierno cumpla, más allá de que hemos peticionado adelantar esta discusión y el gobierno dijo que no. Creemos que va a ser una situación tan difícil como viene siendo hasta ahora”, anticipó.

Dijo que hubo un pedido de “adelantar las reuniones, aunque sea de forma extraoficial, para ver cómo encaramos este tema, porque se agudiza la situación económica nacional con un brutal ajuste de 300 mil millones de pesos que tendrá su impacto en la provincia. Pero el gobierno no ha hecho una apertura y vemos que va a ser tan difícil como ha sido hasta acá. La semana que viene vamos a tener un plenario provincial armando todo lo que vamos a plantear en la fecha de la reapertura”, informó.

“El primer análisis es contundente, no hay salario que resista cuando el proceso inflacionario de los últimos dos años ha sido feroz, y el último golpe al bolsillo fue el aumento de las naftas la semana pasada. Sabemos que las tarifas van a aumentar y vemos que se agudiza la situación. Los municipios y gobiernos provinciales han perdido la autonomía económica y financiera, y tienen que ser cadetes del gobierno central. A esto se suma el ajuste que pide el gobierno nacional, el pacto fiscal, todo hace que sea muy difícil la negociación y que se sostenga la paz social. No hay otra salida más que poner el cuerpo en la calle”, sentenció.

Consultado sobre el porcentaje de aumento que piensan reclamar, dijo que “los trabajadores están esperando una perspectiva que los conforme, pero no depende exclusivamente de nosotros. No hay salario que alcance ni góndola que se frene, y la referencia se ha perdido en todos los aspectos. Los precios ya no tienen parámetro y esto hace más difícil la situación. La economía de la provincia ha caído rotundamente en el caso de los comercios, y es consecuencia de los despidos de las fábricas, que traen despidos en el comercio. Nosotros no queremos dar una cifra porque hoy haría falta un aumento del 100%, pero eso sería engañar a los trabajadores. Tampoco vamos a llevarlos a un callejón sin salida. Vamos a poner todo lo que tengamos que poner para que salga un salario genuino en esta recta final, porque estamos a la vuelta de la esquina de cerrar el año y queremos una pauta salarial concreta”, remarcó.

El 16 de agosto directamente se verán con los representantes del gobierno en el Ministerio de Trabajo, pero la posición no será flexible como en la primera mitad del año: Córdoba advirtió que “no habrá una discusión larga como ocurrió en febrero y marzo, que terminó en un paliativo. Esta vez estamos preparados para avanzar, porque no se aguanta más. Si tenemos que tomar una medida de fuerza y convocar al paro, no vamos a tener ninguna duda. Uno puede ser moderado y entender que la situación es difícil, pero tampoco se puede degradar al trabajador únicamente con paliativos”, expresó.

Plenario en Tolhuin

Por otra parte, en declaraciones a Radio Provincia, dio a conocer los puntos que se trataron en el plenario de seccionales realizado ayer en el polideportivo de Tolhuin. “Por primera vez tuvimos una jornada con las seccionales para analizar la problemática que tenemos. Hay cuatro temas: la pauta salarial, el tema previsional y asistencial, la situación judicial y las retenciones que sufren las seccionales a lo largo y ancho del país por parte del consejo ejecutivo, porque financiamos una gran parte de la política de la CTA y los consejos directivos provincial y nacional. Hoy estamos pasando una crisis terrible del punto de vista económico y financiero en las seccionales, que nos está llevando a una situación muy compleja”, afirmó.

“Le estamos pidiendo al consejo directivo nacional que cese con las retenciones a las seccionales, que no haya más seccionales pobres y podamos subsistir en estos tiempos duros”, dijo.

Respecto de la movilización del martes, sostuvo que “es resultado del ajuste que venimos sufriendo en todo el país en estos dos años y medio, con este plan económico que nos está llevando a una situación difícil. La movilización fue muy importante y hemos participado activamente. Es parte de nuestro rol y acá no hay privilegios para nadie. Esta política de ajuste permanente no tiene límite y ya no hay trabajador ni hogar que aguante. Es parte del rechazo a este tipo de políticas y vamos a rechazar cualquier apriete, del color político que sea”, aseguró.

Consultado sobre las críticas al presidente y a la gobernadora en los discursos pronunciados en la marcha, consideró que “las provincias y municipios han perdido toda la autonomía económica y financiera, por lo tanto tienen que ir a ponerse de rodillas ante el gobierno nacional, que maneja la voluntad de los gobiernos, de los municipios, de los legisladores, con la billetera central. Cualquier municipio va a ir a buscar una alternativa para resolver los problemas de salud, de educación y de salarios. Es evidente que esta política ha profundizado la crisis en la mesa de millones de argentinos”.

“Este gobierno tiene que cambiar el rumbo económico, porque los que se han llenado de plata han sido los bancos y las grandes corporaciones, que tienen mucho dinero para comprar Lebacs. En las crisis, los que más plata tienen son los que más ganan y no lo podemos desconocer. Es muy difícil que la provincia pueda cambiar el rumbo, porque va a seguir dependiendo de la billetera del gobierno central. Si no cambia el rumbo del modelo económico, para que no haya más pérdida de trabajo y que la economía interna pueda subsistir, estamos en un gravísimo problema. Creemos que la situación se va a agudizar para noviembre y diciembre. El pueblo argentino está triste, lastimado, y están faltando las necesidades básicas en cada hogar. Si el gobierno no cambia el rumbo, peligra la paz social a lo largo y ancho del país”, insistió.

“Nos acaban de pegar otro golpe al bolsillo con el aumento de combustibles, y ese aumento sabemos que va a ir a parar a las góndolas de los supermercados. Si el gobierno sigue con esta política vuelvo a reiterar que peligra la paz social en el país”, alertó Córdoba.

Asimismo, prevén reunirse con la Cooperativa Eléctrica ante la intención de avanzar con un 50% de aumento de la tarifa eléctrica. “La Cooperativa ha recibido subsidios fabulosos del gobierno nacional y provincial. Habrá que hacer un análisis de por qué plantean el 50 por ciento. La Cooperativa tiene que tomar en cuenta las circunstancias y las necesidades del pueblo de Tierra del Fuego”, concluyó.

print

Comentarios Facebook

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.