Bahamonde afirmó que “Pérez dispondrá entre 350 y 400 millones de pesos para que pueda redistribuir”

Así lo marcó el secretario de Finanzas del Municipio de Río Grande, Oscar Bhamonde, respondiéndole al Diputado e Intendente electo Martín Pérez respecto de la situación financiera que le dejaría el actual Ejecutivo. Puntualizó que “la respuesta a sus dudas está en las deudas que mantiene el Gobierno Provincial, y la Nación para con el Municipio”. Por otro lado desmintió que exista una deuda con la empresa Santa Elena, concesionaria del servicio de recolección de residuos en la ciudad, señalando que “los pagos están al día”. También indicó que “los 175 millones de pesos no van a la empresa City Bus, porque también el Municipio paga todos los boletos gratuitos, dado que continuamente salen ordenanzas donde cada vez se va incorporando más gente a los viajes gratuitos”.

Río Grande.- Tras las críticas realizadas por el intendente electo de esta ciudad Martín Pérez respecto de la presentación del proyecto de Presupuesto 2020 realizada por el actual Ejecutivo Municipal, donde el electo planteó cambios en la bonificación fiscal, deudas que deja el actual Municipio a la gestión entrante, y gastos que no aparecen para el año próximo, el actual secretario de Finanzas del Municipio Oscar Bahamonde aclaró por FM Aire Libre diferentes puntos señalando que “en relación a la unidad fiscal, las condiciones son muy distintas con respecto al año pasado, teniendo en cuenta que en el año 2018 cuando se presentó el presupuesto en algún momento había surgido por algún integrante del sector del intendente electo que estaban planteando el congelamiento de la unidad fiscal, incluso la reducción del 25% de los impuestos, donde se llegó a tener media sanción, y posteriormente fue vetado por el Municipio, pero cuando se aprueba el presupuesto, se agregó un artículo para reducir la unidad fiscal que iba a pasar de 11 a 19 pesos, por eso se planteó una bonificación, teniendo en cuenta que ya teníamos el índice, sabiendo que la inflación se compara de septiembre a septiembre para tener el índice, entonces se planteó en 14 pesos la unidad fiscal”, recordó Bahamonde.

A diferencia de aquel momento, el funcionario municipal manifestó que “ahora se planteó en 17 pesos la unidad fiscal, somos coherente con lo que hemos planteado, como así también defendimos para que no se congelaran los impuestos el año pasado, no es que hemos planteado una reducción, este año se liquidaron los impuestos con una unidad fiscal de 14 pesos, y el proyecto de presupuesto para este año se planteó de otra manera porque no tenemos los índices de septiembre, es un cambio en la redacción del articulado, pero la intención es exactamente la misma”.

Bahamonde  sostuvo que la administración de Gustavo Melella le deja a su sucesor “un Municipio ordenado en cuanto a lo financiero, remarcando que hoy la Provincia le está debiendo a Río Grande alrededor de 500 millones de pesos y el Gobierno nacional 60 millones de pesos de la planta potabilizadora, si se logran cobrar esas deudas, el Municipio no tiene ningún tipo de déficit”.

Por tal motivo manifestó que “nosotros esperamos que Martín Pérez pueda acompañarnos en el diálogo con la gobernadora Rosana Bertone, que pertenece a su propio espacio político, para que la provincia se ponga al día con el Municipio”.

 

Deudas del Municipio

 

Con respecto a las deudas que planteó Pérez que deja el Municipio, entre ellas con empresas de obras públicas, como así también con la empresa Santa Elena en alrededor de 100 millones de pesos, Bahamonde señaló que “la deuda que mantenemos con Santa Elena responde a una redeterminación de precios, la cual ronda los 15 millones de pesos, no tenemos facturas impagas, la modalidad de pago con ellos es a mes vencido, a treinta días de prestado el servicio, se va pagando todos los meses, entiendo que tienen alguna redeterminación presentada en el Tribunal de Cuentas, pero bajo ningún punto de vista debemos lo que dice el electo intendente”.

En este sentido sostuvo que “no manejamos la información de donde surge que el Municipio le deba 100 millones de pesos a Santa Elena, calculando que estos son dos meses y medio de facturación de la empresa, con lo cual no creo que siguiera prestando el servicio, si nosotros le debiéramos casi tres meses de factura”, reprochó el secretario de Finanzas.

 

Transporte Público de Pasajeros City Bus

 

En relación al subsidio para la empresa de transporte público de pasajeros City Bus, Bahamonde aclaró que “cuando se habla de 175 millones de pesos no es para City Bus, hay que recordar que cuando se presentó el presupuesto el año pasado, no existía la quita de los subsidios de parte del gobierno nacional, con lo cual desde el Municipio de Río Grande para no trasladar a precios el aumento del boleto de colectivo, se hizo cargo de los subsidios nacionales, y la diferencia por el precio de gasoil que pagaban las empresas, lo cual implica entre 35 y 40 millones de pesos que el Municipio también tuvo que hacer frente este año porque la decisión política fue no trasladar el aumento de precios a la gente, entonces ahí también se están comparando dos cosas distintas”, reprochó el funcionario municipal.

Además recordó que “el Municipio de Río Grande paga todos los boletos gratuitos, dado que continuamente salen ordenanzas donde cada vez se va incorporando más gente a los viajes gratuitos, siendo que hoy vemos a los estudiantes de nivel inicial hasta el nivel universitario, los acompañantes de los distintos niveles, jubilados, veteranos de guerra, pacientes oncológicos, entre otros, entonces para que esa gente viaje gratuitamente, lo que el Municipio debe de hacer es depositar en SUBE los montos de los boletos, que luego se le acreditan a la gente, por lo tanto no es que el Municipio le paga 175 millones de pesos como subsidio a la empresa, sino que también está subsidiando a la gente que viaja gratis”.

 

400 millones de pesos libres para obra pública

 

En cuanto a las obras públicas, el secretario de Finanzas dejó en claro que “nosotros no nos íbamos a meternos en las obras que iban a realizar ellos, este lunes tuvimos una reunión de dos horas con Diego López, persona encargada del área de Finanzas del equipo de Martín Pérez, donde le comenté respecto de los contratos que hoy están vigentes, que iba a restar ejecución para el año que viene, con lo cual no es que no presupuestamos porque no quisimos tener en cuenta la forestación, el pintado de cordones y otras cosas que hacen a la ciudad, pero dependerá de cómo ellos encaren esos trabajos, porque es muy distinto hacerlos con personal municipal, o sea por administración, o por contratación de empresas privadas, por eso le manifesté que en el Presupuesto le dejamos entre 350 y 400 millones de pesos libres para que ellos lo puedan distribuir en las cosas que estimaban que pudieran realizar”.

Puntualizó que en los traspasos de gestión se dan que “justo que la gestión que se tiene ir es la que tiene que presentar un proyecto que va a presentar otro, con las elecciones en el medio, pero ellos tienen el tiempo de seguir trabajando el proyecto de presupuesto, plantear cuales son los gastos que quieren realizar el año que viene para poder presentar las modificaciones que crean conveniente al Concejo Deliberante”.

 

Sueldos para el 2020

 

“Otro de los puntos que nosotros no íbamos a condicionar era el tema sueldos como si se nos quiso hacer a nosotros en el presupuesto provincial con una pauta del 25%, planteando déficit provincial, y estableciendo que la Legislatura va a ver los aumentos, con lo cual esto es inmiscuirse en las facultades que tiene un Ejecutivo, y como va administrar el presupuesto”, sentenció Bahamonde.

Finalmente manifestó que “no somos nosotros quienes debemos prever los aumentos salariales para los empleados municipales para el próximo año, sino que es una función netamente de la próxima gestión”, concluyó.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.