Castelli deja el cargo con una gran deuda con la zona norte

En la sede de la Cámara de Comercio de Río Grande se hizo ayer la presentación de la campaña de promoción turística primavera-verano, y abrió la oportunidad para plantear un fuerte reclamo del sector a las autoridades del INFUETUR, prontas a concluir su mandato. La postergación de la zona norte, la falta de un programa integrador con el centro de la isla, de difusión nacional e internacional del producto, fueron parte de las críticas a la gestión saliente de Luís Castelli. José Luís Iglesias cifró expectativas en la gestión municipal de Martín Pérez, que prometió darle relevancia al área, y en la participación que se pueda dar a la Cámara desde el nuevo gobierno, con la experiencia de la gestión ya realizada desde el municipio, “sin apoyo y con los pocos recursos que tuvieron”.

Río Grande.- El presidente de la Cámara de Comercio de Río Grande, José Luís Iglesias, participó ayer del lanzamiento de la campaña de promoción turística primavera-verano de la temporada 2019-2020, a cargo del INFUETUR. Cedieron la sede para esta actividad, pero a la vez aprovecharon la oportunidad para formular fuertes reclamos por la postergación de la zona norte en los cuatro años de gestión.

José Luís Iglesias deslizó cierto facilismo en la gestión de Luís Castelli al frente del INFUETUR, que se enfocó únicamente en un producto ya instalado.

Por FM Del Pueblo, explicó que “nosotros le dimos el espacio para la difusión a los prestadores turísticos y los comerciantes afines al sector. El reclamo permanente que tenemos desde la zona norte de Tierra del Fuego es no tener un presupuesto cierto dentro del esquema del INFUETUR. Nos parece que hay un producto que está instalado a nivel nacional y mundial, que es Ushuaia, y todo lo que tiene que ver con ese producto ya está desarrollado. En cambio en la zona norte nuestro potencial está postergado por lo menos desde que participo en estos planes directores del INFUETUR, es decir desde hace veinte años”, fustigó.

“En esta presentación le manifestamos a las autoridades que presentaron el programa 2020 que es un gran interés de nuestra Cámara en poder participar para ayudar a proponer el desarrollo del producto Río Grande y zona norte de Tierra del Fuego, que nos parece que va a dar el día extra que necesita la permanencia del turismo, en un momento que es tan necesario potenciar el turismo por el efecto multiplicador que tiene”, dijo.

“Nos parece que necesitamos desarrollar unidades de difusión de la zona norte, que es esencial no sólo para el comercio sino también para la ciudad, para el municipio, y por supuesto para Tolhuin, que se puede sumar a este circuito. El desarrollo del turismo rural me parece una salida lógica ante el empobrecimiento del sector, porque la cría de ganado ovino no va más, por todas las circunstancias que se han dado. Todo esto se puede potenciar, darle un valor distinto, y es necesario hacerlo”, subrayó.

Admitió que “la decisión de recibir al INFUETUR para que presente el proyecto 2020 también tuvo como motivo exponer de cierta forma nuestra queja. Vemos con beneplácito el advenimiento de la nueva gestión municipal, que prometió darle un rango a su gestión en el aspecto de turismo. Tenemos que reconocer desde la Cámara la gran tarea que ha realizado Stella Maris Alazard desde el Municipio de Río Grande, con los pocos medios que podía tener, y sin contar con poder de difusión a nivel internacional, o con los ministros de otras provincias. Trató de hacer de Río Grande un producto digno”, destacó.

“Para nosotros fue una especie de balance y una forma de abrir una carta de crédito y de esperanza por la gestión que viene. Hay una realidad que es la urgencia ante la demanda que está teniendo el producto Ushuaia y todo el corredor turístico del Beagle. Esto no es una pelea entre una zona y otra, sino reclamar un espacio, en la inteligencia de que potenciar la zona norte le da la posibilidad a los turistas que llegan de contar con otra oferta. No puede ser que nosotros veamos todos los años cómo se van 40 mil de la isla y entran 3 mil. Tenemos que revertir esta ecuación, ser receptivos, ver cómo se compatibiliza esto con la rentabilidad, porque tampoco se pueden hacer inversiones para después no tener clientes, o tener una capacidad ociosa del 40%. Esto no se sustenta en ninguna parte del mundo. Los comerciantes no tenemos problemas de abrir los fines de semana, pero muchas veces vemos en el sector gastronómico que hay un 20 ó 30% cubierto y tienen el gasto fijo de toda la estructura. Hay falta de difusión, porque si a las personas que están a cien kilómetros les dicen que pueden tener este producto, va a venir a visitar la ciudad y ayudaría a un mejor desarrollo y una mayor permanencia. Se pueden hacer caminatas a caballo, senderismo, avistaje de aves. Son varios los productos que se pueden desarrollar. Pero necesitamos desde el INFUETUR una mirada netamente de apertura hacia el norte de la provincia”, sentenció.

Iglesias aseguró que seguirán insistiendo porque “tenemos la tozudez de hacer esto y a los que nacimos en Río Grande nos parece que es lindo y podemos hacerlo mejor entre todos. Desde nuestra Cámara nos parece que históricamente ha faltado apoyo y una perspectiva de desarrollo cierto, que en otros lugares ha dado resultado. Así lo vemos y es lo que expusimos”, manifestó.

Deslizó cierto facilismo en la gestión de Castelli, que se enfocó únicamente en un producto ya instalado. “El marketing es más fácil sobre el producto cierto y lo que pueden vender en el día. A nosotros nos faltan cosas pero pueden ser realizadas. Sabemos que cada turista que se recibe y atiende bien, después se multiplica por diez. Cuando vamos a las asambleas de CAME y hablamos de turismo, sabemos positivamente que hay una proyección de un 6 a un 8% anual y es el único rubro que siempre muestra crecimiento. La misma variable se podría dar acá y esto no es vender humo o plantear algo que no se puede concretar, pero tiene que haber un trabajo de desarrollo”, enfatizó.

 

Otra perspectiva

 

Respecto de la nueva gestión de Gustavo Melella al frente del gobierno fueguino, aseguró que abre otra expectativa, por provenir además de la zona norte. “Conocemos que son gente de trabajo, como Stella Alazard que desde hace tiempo trabaja con su producto en La Misión, Sonia Castiglione ha estado trabajando en el sendero indio desde hace muchos años. Sabemos que ellos saben de esto y no tocan de oído para vender un libro, o copiar y pegar –comparó-. Vienen del trabajo y uno apuesta a la gente que sabe de esto, porque ya transitaron por ese camino. Lo mismo nos pasa con la gestión de Martín Pérez, que es un chico de acá, en uno de nosotros, su familia es de Río Grande y tenemos confianza en la gente a la que no le es extraña la ciudad, y forma parte de su ideario hacerla mejor de lo que la recibe. Me parece que tenemos que trabajar en hacer cosas para todos, no para proyectos individuales”, concluyó.

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.