“Los que perdieron fueron Federico Greve y Gustavo Grech como punteros de la lista 2”

El presidente electo de la UCR acusó a los referentes de FORJA de haber operado en contra de la lista 1, que lo llevó como candidato a presidente y triunfó el pasado domingo. Particularmente mencionó al legislador electo Federico Greve en Río Grande y a Gustavo Grech en Ushuaia, y aseguró “tener audios” de cómo se movilizaron. “Son naranjas, no son rojo y blanco”, sostuvo, alentando la división interna entre los radicales “históricos” y los que simpatizan con el gobernador electo Gustavo Melella y no votaron al macrismo a nivel nacional. “La verdad es triste, pero más triste para Greve es haber perdido la elección, después de haber puesto todos los recursos del Estado, nombrando gente”, acusó.

Río Grande.- El presidente electo de la UCR fueguina, Alejandro Vernet, afirmó ayer públicamente que el legislador electo Federico Greve dispuso de recursos del erario municipal para ingresar gente vinculada con la lista de oposición en las elecciones internas del radicalismo, con el fin de “cooptar y silenciar el partido”.

Por Radio Provincia, luego del triunfo del domingo, expresó que “no ganó Alejandro Vernet sino que ganamos todos. Los que participamos ganamos y creo que hay solamente dos grandes perdedores: Federico Greve en la ciudad de Río Grande y Gustavo Grech en la ciudad de Ushuaia, como punteros políticos de la lista 2. Por supuesto son naranjas y no rojos y blancos, y son los únicos que perdieron, porque el resto ganamos todos”, disparó.

“Hay que llamar a las cosas por su nombre. Tengo todos los audios donde se ve cómo se movilizaron, cómo se preocupaban, cómo buscaban gente. Le mandan el audio a tantos que también hay desertores de ellos. Yo los podría poner al aire sin ningún problema. Las designaciones que tiene Greve en su oficina en los últimos días son todos correligionarios, y esto tiene mucho que ver. Lamentablemente algunos confunden el uso del erario público con estas cosas, en una interna en la que no tienen nada que ver, porque creo que Greve jamás fue afiliado nuestro. Siempre se metió, como lo hizo en la elección de diputados y senadores, buscando y cooptando. La verdad es triste, pero más triste para él es haber perdido la elección, después de haber puesto todos los recursos del estado, nombrando gente, porque están los nombres y apellidos y la fecha de ingreso”, aseguró.

Se le preguntó cuál sería el interés de Greve de ganar una elección interna de un partido ajeno: “Silenciar a un partido político, poner algún acólito para que no pueda opinar en contra o para decir que también son la expresión de la UCR”, respondió Vernet. “Yo comparto lo que dice Melella de que Tierra del Fuego necesita del consenso de todos. A él y su fuerza política le toca la responsabilidad de gobernar y nosotros queremos sumarnos al esfuerzo para que a Tierra del Fuego le vaya mejor. Pero también hace falta una fuerza política que pueda tener miradas distintas. Para eso están las mayorías y las minorías”, planteó.

 

Pocos votantes

 

Respecto de la escasa participación el domingo, que rondó el 30% del padrón radical, Vernet consideró que “no parece tan poca gente. Nos encantaría que fuera muchísima más pero sabemos que hay poco interés de los afiliados en la elección de sus autoridades. Tierra del Fuego además viene de seis procesos electorales y los partidos políticos no son la caja de resonancia de los problemas de la comunidad. Es cierto que hay que cambiar la ley de partidos políticos, porque cuando llega un gobierno todos los que eran de un color político se afilian al partido del que llega, y todo eso trae una gran decepción en la gente que tiene convicciones”, sostuvo.

“En Río Grande hay una gran cantidad de afiliados radicales y el intendente decidió cambiarse de partido, con todo su derecho, pero tengo objeciones de que quiera seguir participando de la vida interna de la UCR. Tiene que haber un proceso de afiliación a los partidos políticos totalmente distinto. No digo que vamos a largar una campaña de reafiliación porque es casi imposible, pero me parece que la gente tiene derecho a militar por un candidato, pero no pueden querer participar en la vida de otro partido. Esto no sólo pasa en el radicalismo y son discusiones que hay que dar internamente”, enfatizó.

“Los partidos políticos vamos a volver a tener credibilidad cuando discutamos los problemas de la sociedad y cuando, quien llegue por ese partido, esté integrado a ese partido, defienda sus banderas y no se esté cambiando permanentemente”, criticó.

 

Alianza en pausa

 

Reiteró que el domingo “ganó la UCR, pudimos elegir democráticamente nuestras autoridades y creo que fue una muy buena jornada, además lo pudimos hacer en nuestra sede. Por delante tenemos el gran desafío de tener un partido moderno, que pueda comunicarse a través de todas las plataformas tecnológicas con los afiliados, que es el gran reclamo que tenemos. Necesitamos trabajar en nuevos canales de comunicación y debemos ser un partido político que interprete los problemas a la sociedad”, dijo.

“Tenemos que lograr que nuestros militantes puedan opinar a través de este partido político y no necesitamos un partido pintado de amarillo ni de naranja. Necesitamos tener un partido rojo y blanco, porque hoy no hay desafíos electorales. Cuando los haya, tendremos que discutir a través de la convención cuál va a ser el futuro del radicalismo”, observó sobre la alianza con el macrismo, que quedaría en pausa hasta el próximo proceso electoral.

“Por supuesto otros tendrán la responsabilidad en los bloques legislativos de ser mucho más que la UCR y seguir representando a Juntos por el Cambio. No tenemos representantes en los Concejos Deliberantes, pero seguramente a través de nuestros dirigentes podremos opinar sobre los temas de la ciudad, sobre la ampliación del ejido urbano de Ushuaia, con la que estamos de acuerdo, pero necesitamos de un máximo de consenso de las fuerzas sociales. Luego habrá que orientar el presupuesto municipal a esa estructura, que el día de mañana serán futuros asentamientos. Si el intendente propone la reforma de la carta orgánica municipal, dado que se habla de que esto va a ocurrir, tendremos que ser parte de esa discusión a través de nuestros comités, nuestros profesionales y la gente que tenga interés en participar”, indicó, citando dos temas centrales para la segunda gestión de Walter Vuoto.

 

La punta en el Senado

 

Vernet dio especial relevancia a la representación de la UCR fueguina en el Senado, a través de Pablo Blanco, “que va a estar en la discusión de los grandes temas que hacen al país, por supuesto dentro de un bloque. El año que viene vence el Fideicomiso Austral y necesitamos que se prorrogue para que se puedan materializar las obras de infraestructura, no importa quién las realice. Necesitamos prorrogar el subrégimen, y para eso hace falta sumarnos al resto de las fuerzas políticas con el fin de que nación nos reconozca”, dijo.

“La sociedad ha votado un gobierno distinto del actual. Yo sigo apoyando a Juntos por el Cambio, pero el radicalismo desde su rol de oposición va a tener mucha más horizontalidad. Somos una fuerza importante en la Cámara de Diputados y en el Senado, tenemos territorialidad, y esto nos va a permitir que nuevos dirigentes que están surgiendo opinen sobre los temas. Ser oposición no tiene que significar obstruir, chicanear o restar quórum, sino discutir ideas”, manifestó.

 

Pedido a Castelucci

 

Por otra parte, hizo público el reclamo al rector de la Universidad de Tierra del Fuego, Juan José Castelucci, para que modifique el nombre de “Santiago Maldonado” impuesto al aula magna. “Nosotros no estamos de acuerdo con el nombre que le han puesto. Respetamos que La Cámpora, que maneja la UNTDF, tenga esos valores, pero no estamos de acuerdo y podemos perfectamente movilizarnos para que se produzca un cambio y se tenga en cuenta a quienes representan a Tierra del Fuego”, advirtió.

“Cada uno puede tener la idea que quiera respecto de lo que pasó con Santiago Maldonado, pero no me parece que sea el nombre para el aula magna de una universidad. Hay estudiantes que han sido perseguidos, torturados y muertos en La Plata, que son mucho más representativos, lo mismo que nuestros propios aborígenes y tantos hombres y mujeres que ayudaron a formar la Tierra del Fuego de hoy. No demonizamos a quienes se les ocurrió hacer esto, pero tenemos un pensamiento distinto y respetuosamente le decimos a la universidad que debe rever esa decisión, que no interpreta a la mayoría de los fueguinos. Esta es la opinión de un partido político”, remarcó.

“Hay grandes profesores de derecho, profesionales de la medicina y mucha gente que ha ocupado lugares importantísimos, que no logran tener ni una plaqueta en un aula magna. El valor del aula magna de una universidad no debe ser la expresión política de uno u otro, sino un conjunto de valores que vean representados los estudiantes. Santiago Maldonado no reúne esos requisitos”, sentenció.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.